El papa Francisco saludó ayer en El Vaticano a las hijas de Alberto Nisman y a su exesposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, quienes ahora viajarán a Israel para participar de un homenaje al fallecido fiscal de la causa Amia.
El encuentro se produjo al término de la tradicional Audiencia General que se realiza todos los miércoles en la Plaza de San Pedro y participaron también el director de Radio Jai, Miguel Steuerman, y el exvocero del cardenal Jorge Bergoglio el padre Guillermo Marcó.
Arroyo Salgado y sus hijas, Iara y Kala, se encontraron con el Sumo Pontífice en el Aula Pablo VI de la Santa Sede, donde mantuvieron una breve charla: según trascendió, Francisco les habría comunicado su deseo de que se resuelva a la brevedad la investigación por la muerte del fiscal.
"Fue un encuentro conmovedor y reparador. (El Papa) nos transmitió que siempre rezó por la memoria de Alberto Nisman y también por mis hijas. Yo le pude pedir que siguiera rezando para llegar a la verdad", contó Arroyo Salgado en una entrevista que brindó a Radio La Red.
La jueza federal de San Isidro destacó además "el valor que este gesto tiene después del dolor que pasaron" sus hijas por el fallecimiento "y por cómo se politizó la situación y se desprestigió la memoria" del exfiscal.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...