Distintas cámaras que agrupan a Pymes nacionales cuestionaron ayer la advertencia del ministro de Producción, Francisco Cabrera, de abrir importaciones para contener precios, y coincidieron en señalar que así se perjudica a la industria y no se favorece el comercio.
El Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino afirmó que Cabrera "entregó el mercado a bancos y a la corrupción extranjera", mientras que la Confederación General Empresaria se declaró "en estado de alerta" ante la advertencia ministerial.
Los dirigentes de ese Movimiento, Leo Bilanski y Marcelo Siddig, dijeron estar "de acuerdo en transparentar los precios, pero rechazamos el fin del "Ahora 12"".
"Decretan el fin del programa, por lo tanto, van a pagar en cuotas más caro productos que no necesariamente van a ser industria nacional, así arrancamos el 2017 orientando el mercado hacia el sector importador", indicaron.
La Cgera se declaró en estado de alerta a través de un comunicado, en el que sostuvo que la declaración de Cabrera "de una mayor apertura de las importaciones para bajar la inflación, no es una amenaza del Gobierno sino una realidad y una política de Estado".
En tanto, el presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (Cima), Ariel Aguilar, aseguró que el ministro "no conoce muy bien cómo funciona el comercio, ya que en caso de aumentar los precios un comerciante no discrimina entre nacional e importado y nada tiene que ver con esto la producción nacional".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...