Diversas comparsas y agrupaciones carnestolendas de la Quebrada, denuncian el cobro "desmedido" de nuevas tasas e impuestos por la realización de las tradicionales "invitaciones familiares" que se realizan en los pueblos de esa zona. Según dijeron, este año pretenden cobrarles 8 mil pesos por día, entre otras exigencias.
Jorge Graneros, referente de la comparsa "Avenida de Mayo" de Maimará, en representación de las comparsas quebradeñas, manifestó su descontento por cuanto advirtió que el Estado ha impuesto nuevas tasas a los eventos carnestolendos. "Nosotros generamos el turismo en el Norte a través de la fiesta de Carnaval; trabajamos a pulmón porque no recibimos ningún subsidio por parte del Gobierno, entonces nos es muy caro pagar estos impuestos", dijo al tiempo que remarcó que "si bien nosotros pagamos el alquiler del tingaldo municipal, este año nos piden además 8 mil pesos diarios por las invitaciones que son los encuentros que organizan distintas familias junto con las comparsas y que congregan, de manera gratuita, a turistas y lugareños".
Por otra parte indicó que también les exigen en cada mojón la presencia de un médico, un enfermero y una ambulancia.
Solicitaron que se reduzcan estos impuestos y estas exigencias porque "están poniendo en peligro la continuidad del Carnaval norteño".
Días pasados, las agrupaciones presentaron una nota ante el ministro de Turismo y Cultura, Carlos Oehler y de Seguridad, Ekel Meyer, a fin de revertir esta situación y alcanzar los consensos necesarios, como así también coordinar acciones para preservar la seguridad tanto en los pueblos como en las rutas. "Al final se habla de preservar la cultura y las tradiciones y con esto lo único que hacen es atacarlas", consideró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...