Un nuevo asalto a mano armada a un comercio de la zona sur de nuestra ciudad se produjo y crece la preocupación y malestar por los vecinos ante la falta de seguridad.
El último asalto de estas características tuvo lugar ayer alrededor de las 16.10 en una heladería ubicada sobre avenida Almirante Brown del barrio San Pedrito, a unas tres cuadras de la Seccional 6ta.
En esas circunstancias cuatro empleados se encontraban cumpliendo con su jornada laboral y uno de ellos atendía a un cliente. "Ingresó un muchacho y dijo que entregaran el dinero y como no habían a alcanzado a escuchar, sacó de entre sus prendas de vestir un arma de fuego y bajo amenazas obligó a que entregaran la recaudación del día", que según se supo, llegaría a una suma aproximada a los 3 mil pesos.
Según fuentes cercanas a la investigación que fueron consultadas, el delincuente obligó a los empleados y a al cliente a moverse al fondo del local comercial y además se apoderó de las pertenencias del cliente.
Luego de cometer el delito, el delincuente habría caminado unos metros, hasta la calle Fernández, que es la continuación de la avenida Oscar Orías y se tomó un "taxi amarillo" que "sospechosamente" estaba estacionado, según el relato expuesto por el cliente que decidió salir a la vereda para ver por dónde escapaba el delincuente.
En un primer momento los efectivos de la Seccional 6§ quedaron a cargo de la recepción de los datos de las víctimas, pero por orden del fiscal de turno, los efectivos de la Brigada de Investigaciones llevan a cabo los trámites de rigor.
Tanto los empleados y el cliente que resultaron víctimas del violento robo realizaron la denuncia en la sede la Brigada de Investigaciones, donde además brindaron datos de las facciones del ladrón.
Además se supo que los damnificados creen que el sujeto actuó con la complicidad de otra persona, teniendo en cuenta el remís que estaba estacionado, que según los denunciantes habría abordado.
Zona muy peligrosa
En menos de cinco días se registraron dos asaltos a mano armada en la zona. El otro hecho ocurrió el martes pasado en una sucursal de un frigorífico ubicado entre las calles Telui y Pablo Arroyo de San Pedrito.
Allí un delincuente bajo la misma modalidad ingresó al comercio, redujo a los empleados y se alzó con un botín de unos 14 mil pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...