La operación anticorrupción Lava Jato puede tener esta semana uno de sus momentos clave en caso de que la presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF, Corte Suprema) de Brasil, Carmen Lucia Antunes, autorice la delación premiada a cambio de reducción de penas, de 77 corruptores confesos de la constructora Odebrecht, la más grande de América y eje del escándalo de sobornos y financiación ilegal de la política mediante la petrolera estatal Petrobras.
La titular del STF tiene hasta el martes para homologar las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht en las cuales aparecen involucrados dirigentes de los principales partidos que forman parte del gobierno del presidente Michel Temer, su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (Pmdb) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (Psdb).
"Ella tiene que autorizar el procedimiento en forma inmediata para que no se entorpezcan las investigaciones", dijo el presidente de la influyente Orden de Abogados de Brasil (OAB), Claudio Lamacchia.
El fiscal general, Rodrigo Janot, pidió en un escrito una decisión de carácter urgente sobre las confesiones de los ejecutivos de Odebrecht, luego de que hace dos semanas falleciera al caer la avioneta en la cual viajaba el ministro de la corte instructor del caso, el juez Teori Zavascki, lo cual levantó todo tipo de conjeturas.
"Ni bajo tortura les diré esto", respondió a los periodistas Antunes el viernes por la noche, al ser consultada sobre el plazo que tiene hasta el martes para homologar durante la feria judicial la delación de 77 ejecutivos de Odebrecht, entre ellos el patriarca de la familia, Emilio Odebrecht, y su hijo, el condenado a 21 años de prisión Marcelo Odebrecht.
Arantes tiene la potestad, durante la feria judicial de enero, de autorizar las delaciones recogidas por el fallecido Zavascki.
El equipo del fallecido ministro fue respaldado por la jefa de la corte y el viernes logró luz verde a su confesión de Marcelo Odebrecht, a quien los funcionarios de Zavascki entrevistaron en la prisión en Curitiba, tras haber sido condenado por el juez de primera instancia Sérgio Moro.
La fase de la operación Lava Jato sobre Odebrecht es considerada el núcleo de la corrupción que mezcla a Petrobras con financiación de campañas políticas.
Uno de los ejecutivos de Odebrecht denunció que Temer (citado 43 veces en el expediente) le pidió tres millones de dólares para financiar la campaña del Pmdb en San Pablo, una declaración que provocó la caída del asesor personal del mandatario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...