SAN PEDRO (Corresponsal). Más de dos mil niños y jóvenes adoradores participaron del ya tradicional Encuentro de Pesebres que año tras año, reedita la Parroquia San Andrés Apóstol, siendo el lema para el presente año, "En familia hemos venido a adorarlo".
El escenario para esta Novena edición fue la capilla de Nuestra Señora de Fátima de Barrio Belgrano, donde en horas de la tarde, en el atrio del templo se ofició la Santa Misa que fue presidida por el párroco Héctor Martínez. Finalizado el oficio religioso y al son de villancicos, cada pesebre llevando en andas al pequeño Niño de Belén, fue dibujando en las calles las distintas coreografías preparadas con gran devoción para homenajear al pequeño de Belén, así, recorrieron de norte a sur el barrio Belgrano, recibiendo el saludo de las familias que salieron de sus hogares para recibir la bendición. Al llegar al templo cada pesebre rindió culto al Niño con la danza que los caracteriza y se despidieron de la imagen del pesebre de la capilla con la promesa de regresar el año que viene.
El padre Héctor Martínez, expresó su agradecimiento a Dios por todo lo que se vivió como parroquia y por el milagro que obra a través de los pesebres, "hay que valorizar y reconocer estos encuentros, porque en estos momentos en los que pareciera que nadie tiempo para dedicarle al otro, el pesebre nos regala la gracias de poder encontramos con el hermano, "los jóvenes dejan de lado muchas cosas y se comparte la vida, hay un encuentro de generaciones, donde los abuelos hablan a sus nietos sobre cómo se iniciaron los pesebres, hablan de historias que comenzaron hace 70 años, de imágenes que llegaron desde España. Los pesebres son verdaderos espacios de encuentro donde se comparte la historia, la cultura, las tradiciones, las raíces, la vida y la solidaridad. El milagro de Dios es lograr este encuentro de vida" dijo el padre.
Agregó que este año hubo más de treinta pesebres llegados desde distintos lados, algunos con cien y hasta 200 integrantes y todos fueron atendidos merced al compromiso solidario de las comunidades, que uniendo manos y voluntades hicieron posible que el encuentro tuviese el brillo esperado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...