El papa Francisco llamó ayer a la política a no retroceder ante el poder financiero y mediático y reclamó documentos de identidad para los migrantes y que más países abran corredores humanitarios.

"Muchos no los conocen y les tienen miedo, y el miedo les hace sentir derecho de juzgar y de hacerlo con dureza y frialdad creyendo que está bien", se presentó el pontífice ante cientos de refugiados del centro de acogida de migrantes de Via Enrico Mattei, en las afueras de Bolonia, donde llegó minutos antes de las 11 locales, tras un paso por Cesena a primera hora de ayer.

Apenas llegado al centro de acogida, el Papa saludó uno por uno a los más de 100 refugiados. Al entrar, se colocó la pulsera con el número identificatorio como cada uno de los jóvenes de Senegal, Bangladesh y otros países que no pararon de pedirle selfies y bendiciones a su paso, antes de criticar "las frases terribles e insultos que se escriben por internet" hacia los migrantes.

"Creo realmente necesario que más países adopten programas de apoyo público y privado de acogida y abran corredores humanitarios para los refugiados en situaciones más difíciles, para evitar esperas insoportables", reclamó Francisco, que impulsó los corredores humanitarios que desde 2016 pusieron en práctica el gobierno italiano y la comunidad católica San Egidio para llevar a Roma a casi 1.000 refugiados sirios desde Líbano.

"Ayudémoslos a tener documentos", reclamó el pontífice, en momentos en que Europa debate las políticas de acogida de migrantes luego de incumplimientos de las cuotas prometidas el año pasado.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...