La escultura aplicada, y  los beneficios posibles

Ernesto Gerrard es el artista plástico jujeño que en 1985 encantó a los ledesmenses, y luego a toda la provincia, dándole a la plaza San Martín de la ciudad de Libertador, una estética que hasta la actualidad la destacad entre los espacios verdes de la región. Fue después de haberse ido a estudiar escultura en Buenos Aires. Había vuelto porque quería trabajar en su provincia.

El escultor fue contratado para crear el monumento al Libertador General José de San Martín que preside esta plaza central en la ciudad ramaleña. Y ya en ese entonces su trabajo resultaba sumamente novedoso, porque el monumento representaba no sólo al prócer sino una escena, de gran porte y belleza, que además se completa con "Las nativas" de la fuente de uno de los laterales, y "Los niños jugando" en la fuente del otro lado (frente a la Iglesia).

Lo cierto es que el destino y su inquietud lo llevó durante más de treinta años a recorrer el mundo trabajando, nutriéndose de las nuevas disciplinas y técnicas, adquiriendo experiencia, y hoy está nuevamente radicado en Jujuy, más específicamente en Calilegua. El Tribuno de Jujuy conversó con él para acercarnos a su historia y a esta modalidad que es la escultura aplicada (es decir con utilidad), que puede ser a partir del paisajismo, la escenografía, la bioescenografía, el play ground o escultura lúdica (esculturas donde los niños pueden jugar - parques temáticos infantiles), etc.

"Después que terminé el monumento de Libertador, además de hacer muchas obras acá en Jujuy porque yo fui escultor del gobierno", dice, "hace más de treinta años en una exposición en Buenos Aires, estuvo presente el secretario general de los Estados Americanos. Se interesó por mi trabajo y me citó en la sede de la OEA (Organización de los Estados Americanos), y me facilitó viajar a los Estados Unidos para hacer un posgrado", cuenta.

En ese momento comenzó el crecimiento profesional que tenía una base de talento, inquietud y motivaciones por lo original. Ernesto decidió viajar a Estados Unidos por tierra, y fue recorriendo cada país, cada ruina arqueológica, cada paisaje, con la intención de enriquecerse. "Los estudios me fueron abriendo un abanico de posibilidades totalmente distintos, a las de sólo hacer esculturas y exposiciones", expresa.

Una vez en Estados Unidos, "me interesó mucho el paisajismo sobre todo, con la intención de darles un hábitat apropiado a animales en cautiverio. Sobre todo en aquel tiempo cuando estaban en jaulas de hormigón. Me gustó eso de hacerle la vida más linda a los animales presos", comenta el artista. Así es que comentó a dedicarse al paisajismo e hizo prácticas en el Zoológico del Central Park de Nueva York.

En Nueva York conoció a un artista español, César Manrique, "que fue de lo más destacado del siglo XX, porque cambió la historia de las Islas Canarias con sus obras. Hay un antes y un después de él, en estas islas. Él me facilitó ir a España y yo trabajé para él", cuenta.

Explica, que si bien adquirió muchos conocimientos y experiencia, no hay una carrera sobre este tipo de arte. "Sí hay carreras de paisajismo, pero del arte aplicado al paisajismo no. Son estudios que no llegan a formalizarse en una carrera", explica.

A lo largo de esos años en las Islas Canarias, donde se trabajó mucho desde este tipo de arte para promover la afluencia turística para esta tierra, hizo ambientaciones de cascadas, de lagos, dándole carácter y multiplicidad a cada espacio.

Con todo lo que cuenta, concluye: "Ya no soy el escultor raso, sino que mi arte es muchísimo más amplio". Antes de regresar a Jujuy en la actualidad, estuvo mucho tiempo trabajando en Brasil, "mi última obra allí fue el Acuario de Paranaguá donde hice todos los fondos marinos", cuenta, además trabajó en la ambientación de hoteles, parques temáticos, etc.

Actualmente...

Actualmente está trabajando en el proyecto de Remodelación y Adaptación a los Nuevos Tiempos del zoológico de Río de Janeiro. Este trabajo está todavía en su etapa de formulación, según comenta.

Fue convocado por la Empresa Ledesma para ser jurado del Segundo Simposio Regional de Escultores en Chapa y Metal "Seres fantásticos de las Yungas", que se realizará desde el miércoles hasta el 6 de noviembre, en el Parque Nacional Calilegua.

El año pasado se encargó de la restauración del monumento a San Martín de Libertador, y por otra parte está haciendo en esa ciudad un pub, "con un concepto diferente, va ser algo muy distinto a lo que se ve acá, con la temática de un circo", adelantó.

Sobre el Monumento a San Martín de Libertador
Cuando llegó a Nueva York se interesó por la aplicación de las artes en la restauración y escenificación del paisajismo.
Está trabajando en la formulación de un proyecto de remodelación y modernización del Zoológico de Río de Janeiro.
Recordando aquella obra que lo catapultó como un artista novedoso en 1985, el monumento al General San Martín de la plaza central de la ciudad de Libertador General San Martín, contó que cada figura se hizo en la capital jujeña.
"Fueron modeladas en arcilla, primero sobre una estructura de hierro muy delicada. Dentro de cada muñeca por ejemplo van tres hierros soldados que no podían quedar por fuera de los dedos, etc. Después de modelar, había que hacer moldes de yeso de las piezas, luego había que montar todas esas piezas sobre una estructura de hierro", explicita.
"Luego se continuó con un hormigón con materiales especiales, que tenía piedritas especiales para que dure mucho tiempo. Trabajamos con máquina de vibrado para que no queden burbujas en la preparación. Y finalmente apliqué la técnica de ’yeso perdido’, que es picar el yeso hasta que sale la figura. Fue un trabajo muy laborioso. Me llevó dos años y medio más o menos", continuó.
"Después llevamos pieza por pieza a Libertador y la montamos en el centro de la plaza. Además pusimos ’Las nativas’ de un lado, del otro lado ’dos niños jugando’", recuerda orgulloso de la obra que restauró el año pasado.

Otras obras que hizo en Jujuy
Ante de partir por su beca a estados Unidos y a España, Ernesto Gerrard realizó en nuestra provincia una buena cantidad de trabajos particulares y públicos.
Algunos de los destacados son además del Monumento al General San Martín de Libertador, la Sala de Calilegua, y el Monumento al Quijote de la A principios de los ’80 fue contratado por el Gobierno Provincial, como aporte a los municipios, para la realización de bustos de próceres en las escuelas y otros organismos, restauraciones, aportes a museos e intervenciones puntuales como por ejemplo murales y esculturas sobre la Guerra de Malvinas en lugares específicos.
Varias esculturas de su autoría se montaron en el Parque San Martín, “y ya no están”, aseguró.

¿Sin salida en la Argentina?
Ernesto Gerrard volvió a la Argentina y a Jujuy más específicamente con el sueño de trabajar en un montón de proyectos que estima necesarios para aprovechar nuestras riquezas paisajísticas y atraer turismo internacional.
Sin embargo se da con una realidad que lo desanima, y es que aquí todavía no se ha generado el interés por este tipo de trabajos. 
"Mi ilusión era volver a Jujuy para aplicar lo que aprendí, pero acá hay cero posibilidades de trabajo. Creo que oficialmente no interesa revisar proyectos de interés turístico. 

Posibilidades en Jujuy
Por ejemplo en Jujuy sería muy beneficiosa, la creación de centros de interpretación de la biodiversidad, que no sólo son turísticos, sino que tienen fines educativos para todas las generaciones. 
Yo creo que es imprescindible hacer uno en la zona de las Yungas y otro en la zona de la Quebrada", expresa.
Por otro lado, sugiere, que "aprovechando la declaración de Jujuy como Capital Nacional de la Pachamama, sería muy atinado hacer un lugar de peregrinación monumental desde el concepto paisajístico, realzando lo que tenemos de naturaleza y aplicado artísticamente". 
Esto no es otra cosa que un parque temático sobre la Pachamama, que lleve a los turistas a interiorizarse de otra manera.
"Otra cosa que tenemos, porque lo comprobé, es uno de los cielos más bonitos para hacer observaciones. Porque no interfieren luces del horizonte ni de las ciudades, por la altura y un montón de otros factores. Hay una organización internacional con sede en Estados Unidos que otorga un certificado que se llama de ’Cielo Oscuro’.
Hay uno en las Islas Canarias y en España hay otro, en Estados Unidos hay varios, y en Alemania también. Quiero decir que podría conseguirse este certificado también para nuestra Quebrada, para poder potenciar esa posibilidad también de hacer observatorios", prosigue.
"Esos serían atractivos, que motiven a los turistas a pernoctar en Jujuy. Estas opciones atraen turismo culto internacional. Tenemos una joya paisajística, pero además del biopaisaje tenemos que ofrecer miradores en lugares específicos, por ejemplo, que hagan desviar al turista del lugar cómodo y le propongan otras cosas", sugiere entusiasmado.
Y da un ejemplo, "Yo trabajé en las Islas Canarias con Manrique en un Cactus Park, donde millones de personas pasan a verlo periódicamente".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...