EN VIVO

"El Matutino", el magazine de El Tribuno de Jujuy.

Caminar un escenario esperado y vibrante con los pies descalzos

Terminó la noche descalzo, aún estaba sobre el escenario, pero quizás necesitaba sentir el suelo, poner los pies sobre la tierra, o bien simplemente necesitaba el descanso. Es que hace años que camina hacia el mismo rumbo, el de entonar a Jujuy cada vez mejor, y en escenarios más visibles y majestuosos. Con esta motivación, José Simón presentó su espectáculo el último miércoles en la Usina del Arte de Buenos Aires.

 

En el final, el artista agradeció el apoyo Turismo de la Provincia de Jujuy, y al intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl Jorge.

Se había preparado con un repertorio de temas que ya grabó, otros inéditos y algunos de sus invitados. El resultado de cada momento fue bello. La característica principal fue el acompañamiento de una orquesta de cámara dirigida por Daniel Camelo, quien realizó arreglos para temas bellos que quedaron aún más bellos con estas versiones, como "Amalia" con la voz de José solo, o "La vendedora del andén" de Pipo Meriles cantada junto al Dúo Tacta (Pipo Meriles y el Chango Pantaleón).

 

"'Pujllay' no sólo es el diablo del carnaval sino que puede ser un momento que invite a sensaciones distintas, por eso los invito a un momento Pujllay", dijo el cantor humahuaqueño cuando comenzó su presentación, y entonó "si me convierto en illapu, hasta las piedras hago cantar soy quien comienza la fiesta, a mi me dicen Pujllay". Esta primera parte la hizo solo con su guitarra.

LA ORQUESTA/ ENRIQUECIÓ CON BELLEZA Y MAESTRÍA LAS PIEZAS DEL REPERTORIO BAJO LA DIRECCIÓN DE DANIEL CAMELO

Con potencia, con entrega, se daba inicio a esta noche, que se había dibujado en los sueños del cantor ya hacía bastante tiempo.

Ahora se ubica la orquesta por un lado, delante, el bajo (Adrián Simón), la guitarra (Juan Espinoza Simón), el charango (Eliseo Álvarez Prado) y el percusionista (Pablo Vignatti). Y el vientista se ubica en su lugar y en el borde del escenario, cierra los ojos y se persigna. porque llegó el momento.

En el fondo del escenario, en un segundo nivel, el lienzo, los pinceles y la paleta comenzaban a accionar de la mano del talentosísimo Ariel Cortez. José lo invitó a pintar en vivo sin decirle qué iba a tocar, ni qué iba a suceder, "quiero que pintes lo que salga de tu vibración", le pidió. Y el creativo de los colores, cuyas pinceladas siguen destilando carnaval, lo hizo en un día muy especial, el de su cumpleaños. José cantó para las canciones de felicitaciones. El cuadro que resultó, rodeado de fuertes amarillos, será la tapa del disco grabado en vivo que se lanzará con formato de DVD. El registro tuvo como director a Alberto Camacho.

ARIEL CORTEZ/ VIBRANDO CON LA MÚSICA PINTÓ LA TAPA DEL DVD

Finalmente vuelve José al escenario y así, todos juntos, los músicos de su banda, y los músicos de cámara se fundirán en una armonía de estilos para hacer brillar el folclore. Fue el momento mágico de "Amalia", bellísima versión que sin dudas fue luego lo más comentado del show.

Los invitados nacionales a esta propuesta eran Los Carabajal, que llegaron para cantar con el jujeño. Musha Carabajal en su saludo explicó que la historia de Los Carabajal cuenta con el paso de un jujeño que sin dudas fue inolvidable para ellos, como lo es para nuestra música, Luis Paredes, fallecido en 2014. Con este sentimiento por Jujuy, le cantaron primero a nuestra provincia, con "A Jujuy siempre se vuelve" junto al anfitrión, y luego la devolución de gentilezas le dio a José la posibilidad de cantar una chacarera para agasajar a los invitados. Los santiagueños están cumpliendo 50 años de carrera, y en ese tiempo la relación con Jujuy siempre fue fundamental.

Cuando los músicos jujeños regresaron al tablado, se vino una selección de bailecitos.

En un costado de la sala, un grupo de músicos de remeras rojas, cada con su bombo, intervino enriqueciendo algunos momentos musicales. Estuvieron presentes los bombos de La Chilinga, dirigida por Daniel Tejeda.

Otro momento fue el del piano. Con su intérprete, Marcelo Piloto, José Simón vino trabajando desde su segundo disco, hasta Este último que será fruto de la grabación en vivo del espectáculo que montó. Junto al piano de cola, y sólo con él, fue el tiempo de un aire de cueca boliviana.

Con Tacta, llegó luego la mencionada "Vendedora del andén" porque en un espectáculo de corazón jujeño, no podía faltar la nostalgia por el tren, que Pipo Meriles supo contar en esta canción. Bellísima con el acompañamiento de la orquesta. La vendedora que lo inspiró se llamaba Prudencia Tolay.

LOS CARABAJAL/ CANTARON Y HABLARON DE SU ENLACE CON JUJUY, AFECTIVO Y PROFESIONAL RECORDANDO A LUIS PAREDES

Y además de músicos y artistas jujeños, llegaron a este recinto de la cultura de la gran ciudad, representantes de la Caminata de las Quenas, el cantante jujeño Nino Fuentes, público jujeño y de capital, y su familia. Ubicada en la platea estaba su hija Amaya de 8 años, inspiradora del tema "Tu lucha", que también integró la lista de interpretaciones de esta velada especial.

Entre el silencio y la guitarra, cuenta que nació una canción para su padre, el ceramista y fotógrafo ya fallecido, y otra vez la orquesta acompañó su creación, para cantar "Tu imagen en mis sueños".

También estuvo presente su mamá que también de imprevisto fue invitada a subir a cantar, así es que Hebe Fascio cantó y recibió un ramo de rosas por el Día de la Madre un poquito adelantado.

Y con Pucho González, con quien se emocionó hasta las lágrimas cuando unas horas antes, contaban juntos a El Tribuno de Jujuy, lo que significaba esta presentación. "Estoy acompañando a mi hermano", dijo Pucho, en medio de la prueba de sonido, a la que pudimos acceder. Lo cierto es que juntos vienen cantando hace mucho, José canta canciones de Pucho y viceversa, el año pasado hicieron un ciclo de peñas denominado "Hay mil maneras de cantarte Jujuy" en Buenos Aires con mucho éxito. Y esta vez, era la mejor oportunidad de grabar juntos y que quede registro de ello. Para esta dupla, tocaba "Entre dos ríos" de González, y "La Espejeada" de Simón.

La orquesta hizo también junto a los músicos de Simón, la versión instrumental de un tinku que cerró la idea de una intención pretenciosa bien lograda desde la música.

Y sí, terminó el show descalzo, sintiendo la vibración de ese lugar, que buscó tanto, y finalmente lo recibió.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...