Violento atentado en Egipto deja 270 personas muertas y más de 100 heridas

Presuntos islamistas atacaron hoy con bombas y fusiles una mezquita en una localidad egipcia de la península del Sinaí, dejando al menos 270 muertos y más de un centenar de heridos en el atentado más letal de la historia del país, informó la agencia de noticias estatal MENA.
Ningún grupo reivindicó de inmediato el ataque, pero todas las sospechas recaen sobre Wilayat al Sina, filial local del grupo salafista (conservador extremista) Estado Islámico (EI), que ha atentado repetidas veces en el Sinaí desde el golpe de Estado que, en 2013, derrocó en medio de una gran conmoción social al presidente islamista Mohamed Mursi. 
Los atacantes colocaron artefactos explosivos de fabricación casera alrededor de la mezquita Al Rawdah, adscrita al rito moderado sufí, que los salafistas consideran herético, y los detonaron cuando los fieles salían del templo tras el rezo del viernes, el día sagrado para los musulmanes, dijeron fuentes de seguridad citadas por MENA.
Los que lograron escapar de las explosiones fueron baleados por los atacantes, que llegaron en cuatro vehículos a la mezquita, ubicada en la localidad de Bir al Abd, 40 kilómetros al oeste de la ciudad de El Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí.
En medio de un fuerte despliegue de fuerzas de seguridad, equipos de emergencia evacuaron en decenas de ambulancias a los sobrevivientes, que fueron llevados hacia hospitales cercanos.
Entre las víctimas se cuentan varios soldados que cumplían su servicio militar obligatorio en la conflictiva zona del norte del Sinaí.


El EI considera infieles a los sufíes y en 2016 publicó imágenes que mostraban la supuesta ejecución de un clérigo sufí de 100 años acusado de brujería.
Muchos adeptos al sufismo han sido secuestrados por los grupos vinculados al EI y solo son liberados después de declarar en público que se arrepienten y renuncian a sus creencias.
El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, quien desde la caída de Mursi lidera una dura ofensiva contra el yihadismo local, convocó a la comisión de seguridad para investigar y evaluar las consecuencias del ataque, informó la televisión egipcia.
Además, Egipto declaró tres días de duelo nacional.
Wilayat al Sina, que opera en la provincia del Norte de Sinaí, se atribuyó la mayoría de los atentados ocurridos en los últimos años en el país. 
Antes de junio de 2014, en que juró lealtad a Abu Bakr al Baghdadi, jefe del EI, se conocía como Ansar Bait al Maqdis, y desde 2011, bajo la presidencia de Mursi, se dedicó a atacar al gasoducto a Jordania y a Israel.
El presidente palestino, Mahmud Abbas, condenó "con firmeza" el atentado, y se mostró seguro de que "estos crímenes no socavarán la voluntad de Egipto en su guerra contra el terrorismo", según un comunicado publicado en la agencia oficial palestina Wafa.
Abbas mostró además su solidaridad con el pueblo egipcio y deseó la pronta recuperación de los heridos, informó la agencia de noticias EFE.
El gobierno de Israel, por su parte, envió sus condolencias a Egipto a través de su ministro de Educación, Naftali Bennett, quien señaló que "este es el momento de la unidad internacional en la guerra contra el terror donde quiera que se presente: Rusia, Europa, EEUU, Israel y el mundo árabe".
Egipto está en estado de emergencia desde el pasado abril a raíz de unos atentados contra dos iglesias de los coptos, como se conoce a los cristianos del país, en el delta del Nilo.
Hace ahora dos años, un avión ruso con 224 ocupantes a bordo se estrelló en el Sinaí a causa de una explosión cuando acababa de despegar de la ciudad turística de Sharm el Sheij, a orillas del mar Rojo. No hubo sobrevivientes.
Wilayat al Sina se atribuyó el atentado, que fue el más cruento que lo tuvo como protagonista, hasta el del día de hoy.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    Comentá esta noticia

    Debe iniciar sesión para comentar

    Importante ahora

    cargando...