Semana de definiciones en La Esperanza

Esta semana, trabajadores del Ingenio La Esperanza manifestaron su profunda preocupación por la falta de acuerdo paritario con el Gobierno y la incertidumbre que genera en la masa obrera la posibilidad del despido de más de 300 trabajadores, en el traspaso de la empresa azucarera a manos de los inversores colombianos, que podría definirse en los próximos días.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy Néstor Bautista, Secretario Gremial del Sindicato de obreros y empleados del azúcar de La Esperanza, manifestó que estuvieron visitando el centro judicial San Pedro para, poner en conocimiento de la Sala de Trabajo la situación conflictiva que genera la falta de un acuerdo salarial entre la entidad y el gobierno provincial. En este documento, se enfatiza que de 23 ingenios que hay en todo el país, solo en La Esperanza no se ha llegado a un acuerdo paritario. Pese al compromiso que asumió el gobierno de que cuando cerraran paritarias, Ledesma o Rio Grande, el mejor de los acuerdos seria adoptado para los trabajadores de La Esperanza. “Lo que queremos es que se aplique la escala del Ingenio Rio Grande, a nuestro ingenio, pero lamentablemente, hasta el día de hoy no tuvimos ninguna respuesta. Mucho menos una contrapropuesta a lo que nosotros pedimos”, sostuvo Bautista.

El argumento de ellos, dijo, es que no tienen plata, o que no les alcanza. Entonces, si es asi, indico el sindicalista, que entreguen el ingenio al juez de la quiebra y que entre él y los trabajadores resuelvan la situación. En definitiva explicó esto generó serios atrasos en el pago, a la fecha todavía no pudieron cobrar la primer quincena de noviembre y el sueldo de octubre se habría pagado en dos tramos.  Ni hablar de la liquidación de zafra que exige una erogación de dinero muy importante.

En este contexto y haciendo referencia al argumento de que no hay plata, Bautista manifestó que a pesar de las dificultades el ingenio produjo azúcar. La producción de alcohol sigue en pie y todos los días entran camiones cisterna a la fábrica. Además agregó que este año el azúcar subió el precio. El año pasado a principio de zafra la bolsa de 50 kg costaba 190 pesos, mientras que en el 2017  el precio en inicio de zafra estaba en los $480 pesos. En la actualidad el azúcar se está negociando hasta  $620 pesos la bolsa.

Si bien la zafra 2017 no fue la mejor, porque solo tuvieron 90 días de producción, la culpa no es de los trabajadores, advirtió.

No le pedimos nada de otro mundo, solo que los compañeros puedan cobrar lo que se merecen, enfatizó. Hoy la situación es diferente, se suma la preocupación de que la zafra termino y que muchos compañeros temporarios quedarían sin trabajo. 

Por lado, indicó que presentaron un escrito al Juez Calderón, quien tramita el expediente de la Quiebra de Ingenio La Esperanza, para hacerle saber que no renunciaran a los puestos de trabajo, ni a las condiciones laborales y los derechos que obtuvieron como sindicato.  Aclaró que no están en contra de que venga algún inversor y se haga cargo del ingenio, pero no van a aceptar que el trabajador será la variable de ajuste.

“El obrero siempre fue el que sostuvo la fuente de trabajo y no es culpable de todo el desmanejo que hubo en el Ingenio La Esperanza. Incluso en algunos casos hasta con la vida misma el trabajador defiende su fuente de trabajo” subrayó. En este sentido, hizo mención al caso de un compañero que este año  sufrió graves quemaduras en su cuerpo y que actualmente permanece internado. Esto pasa porque, según Bautista, no existen las medidas de seguridad necesarias dentro de la fábrica. Sin embargo, seguimos trabajando y poniéndole las ganas para que este ingenio siga funcionando.

“Ellos pretenden un Ingenio con 600 trabajadores, pero no se lo vamos a permitir. Ya existen versiones que saldrían 400 telegramas de despidos para reducir la planta de personal y llegar a la exigencia del inversor o del gobierno”.

Dijo que existen  pocas respuestas a esto por parte del Gobierno y una gran incertidumbre en el grupo de trabajadores del Ingenio. Mientras tanto comenzaron a trabajar en consecuencia porque no quieren que los hechos los tomen desapercibidos.

La idea es que el traspaso del ingenio, a manos privadas, no signifique un caos social y que los compañeros tengan que perder su fuente de trabajo. No nos olvidemos que detrás de cada obrero hay una familia y el Ingenio La Esperanza, sigue siendo el pulmón económico del departamento San Pedro.

Todos estos temas, planteados por Bautista, serán tratados el próximo jueves en Asamblea general que se celebrara a partir de las 18.30 horas en la sede del sindicato.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...