Confirman misil capaz de alcanzar todo EEUU

Pyongyang confirmó que el último proyectil lanzado es un nuevo modelo de misil balístico intercontinental (Icbm), bautizado Hwasong-15, capaz de portar una cabeza nuclear de gran tamaño y alcanzar "todo el territorio de Estados Unidos", lo que provocó la reacción del presidente estadounidense, Donald Trump, que acordó con los mandatarios de Japón y Corea del Sur, Shinzo Abe y Moon Jae-in, acciones contra Corea del Norte.

Tras el lanzamiento del misil balístico, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón solicitaron una reunión de urgencia de dicho órgano de la ONU.

La veterana presentadora de la televisión norcoreana Ri Chung-hee anunció ayer el "exitoso" lanzamiento, que "autorizó y presenció personalmente el líder" Kim Jong-un, y que es el primero de Pyongyang tras dos meses y medio sin realizar ningún ensayo armamentístico.

Teniendo en cuenta que el misil fue lanzado con un ángulo muy abierto, algunos expertos creen que el proyectil podría haber recorrido en un vuelo normal más de 13.000 kilómetros, suficiente para alcanzar Washington o cualquier parte continental de Estados Unidos.

El misil, disparado desde un punto a unos 25 kilómetros al norte de Pyongyang, voló en dirección Este antes de caer en aguas del Mar de Japón (llamado "Mar del Este" en las dos Coreas), a unos 250 kilómetros de la costa de la prefectura nipona de Aomori.

Trump en busca de aliados

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, acordó ayer con los mandatarios de Japón y Corea del Sur, Shinzo Abe y Moon Jae-in, impulsar nuevas sanciones internacionales contra Pyongyang tras el nuevo lanzamiento de un misil balístico.

Trump mantuvo conversaciones telefónicas con ambos para analizar la situación y coordinar posibles respuestas, según informaron los Ejecutivos de Tokio y Seúl.

El presidente estadounidense y el primer ministro japonÚs acordaron "estrechar su colaboración" para hacer frente al nuevo desafío norcoreano, así como "incrementar la presión" sobre Pyongyang para forzarlo a abandonar sus programas armamentísticos, señaló Abe .

Ola de condenas en el mundo

El lanzamiento de un nuevo misil desató una catarata global de reacciones entre líderes y organizaciones internacionales que subrayaron el "grave peligro" de la acción militar y la necesidad de adoptar nuevas sanciones.

Rusia, en tanto, calificó el lanzamiento como una "acción provocadora que apunta a incrementar la tensión y que nos aleja del comienzo del arreglo de la situación de crisis". En la misma línea, Francia expresó su solidaridad con sus vecinos del sur y con Japón.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...