El año de los  floricultores jujeños

2017 ha sido un año de grandes revoluciones en sus diferentes ámbitos. Para algunos fueron negativas, mientras para otros ha significado un tiempo de importantes logros.

Si de logros se trata, el sector que engloba la llamada economía popular, es quizás uno de los que ha experimentado cambios vinculados al crecimiento y el desarrollo, posicionándolos como una de las esferas de gran potencial en la vida productiva y económica de la provincia.

¿Pero a qué se denomina economía popular? Existen diversas definiciones al respecto, aunque la más representativa es la que la habla de los grupos, cooperativas o emprendedores que surgieron ante la falta de un mercado laboral rentable, que les permita tener un ingreso permanente en sus hogares.

Quizás por la falta de empleo genuino o por la simple intención de concretar un proyecto, en el último tiempo en Jujuy, han surgido una innumerable cantidad de emprendimientos vinculados a diversas áreas como la agricultura, gastronomía, artesanía, floricultura, entre otros; pero donde el trabajo en familia, sigue siendo el principal condimento para llevar adelante las diferentes actividades.

El ahora Paseo de las plantas es un ejemplo significativo del crecimiento que tuvo este sector. Y es que la tradicional feria que desde hace siete años se ubica en la playa de estacionamiento de la avenida 19 de Abril, logró un gran paso al institucionalizarse como un espacio comercial destinado también a la recreación de los transeúntes y a mejorar el entorno paisajístico de la capital jujeña.

Para cumplir ese objetivo, los más de 40 productores de plantas y flores nucleados en Appojuy (Asociación de Productores de Plantas Ornamentales de Jujuy), debieron ajustarse a un reglamento interno, cuyas disposiciones establece principalmente la unificación de gazebos y la preparación del espacio no solo para la venta, sino también para la recreación de los transeúntes. Además, desde ese día los productores quedaron habilitados para trabajar los domingos y feriados.

"Para nosotros, después de tantos años de trabajo, es un reconocimiento. Desde nuestro lugar vamos a seguir trabajando para que este espacio se consolide como un paseo habitual de los jujeños y los turistas", expresó al respecto Eduardo Goyechea, titular de Appojuy.

La institucionalización es sin duda un paso grande para los productores, pero sólo es el primer escalón ya para el 2018, los esperan nuevos proyectos, donde mejorar la comercialización y generar valor agregado va a ser el principal desafío.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...