Quince días de reclamos

Finaliza un año que se caracterizó por acontecimientos que hicieron que los ledesmenses sean noticia no sólo a nivel provincial sino nacional y tiene que ver con las medidas de fuerza que llevó adelante el gremio de los azucareros en reclamo por mejoras salariales.

 

En los primeros días los trabajadores reclamaban frente a los portones de ingreso a la fábrica, luego fueron a la ruta.

En 2017 los trabajadores del ingenio Ledesma realizaron una prolongada medida de fuerza, que alcanzó los 15 días e incluyó cortes de ruta; esto como medida de protesta se había olvidado en nuestra provincia, incluso el gremio azucarero fue multado por el Gobierno provincial por cortes realizados un año antes. Las medidas de fuerza cesaron, sin acuerdo entre las partes, acatándose lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

 

En la primera etapa de paro, por 96 horas, convocado por el sindicato de los azucareros, el porcentaje de acatamiento difería de acuerdo a lo que expresaban desde el ingenio azucarero y desde el sector sindical. Desde Ledesma anunciaban un 80% de presentismo mientras que desde el gremio azucarero afirmaban que el acatamiento al paro tenía idéntico porcentaje.

En los primeros días los trabajadores protestaban frente a los portones de ingreso a la fábrica y con el correr de los días se apostaron en el ingreso al barrio Ledesma en cercanías a ruta 34. A la protesta se sumarían también esposas de trabajadores, quienes organizaron marchas en apoyo a sus maridos.

Desde el gremio manifestaban que no había una oferta superadora, por eso la continuidad de las medidas de fuerzas mientras que desde el sector empresarial aseguraban que los representantes gremiales solo asistieron a 2 de las 9 reuniones, de paritarias, convocadas por el Ministerio de Trabajo. Los azucareros decidieron cortar la ruta 34 a la altura del ingreso sur al puente sobre el río San Lorenzo; esta situación motivó que personal policial intentara despejar la misma, se vivieron horas de tensión mientras que se buscaba que autoridades gubernamentales, tanto municipal como provincial evitaran el enfrentamiento, incluso un cura párroco intercedió, por varios minutos. Sin embargo lo inevitable daba inicio, los manifestantes, ante el intento de avance de la escuadra policial, respondieron con pedradas los gases y balas de goma, esto duró hasta altas horas de la noche con ambos sectores en vigilia. Tras varios días de paro y la tensión reinante en el sector se realizó una asamblea en el lugar donde la mayoría de los delegados, tras dialogar con compañeros de sus sectores de trabajo, aprobaron por mayoría la moción de suspender la medida.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...