Anuario 2017
El círculo de energía solar y litio

Una política que busca posicionar a Jujuy como una "provincia verde" sumó a lo largo del año avances en el proyecto Cauchari I, II y III, la planta solar fotovoltaica considerada la más grande de Latinoamérica que apunta al aprovechamiento de la alta radiación de la Puna. Se suma la firma con la empresa italiana Seri con la que se aspira a fabricar baterías para almacenar esta energía, y la investigación en litio, en un círculo virtuoso delineado para abastecer a la provincia y aprovechar este recurso.

El proyecto Cauchari I, II, y III, la planta solar fotovoltaica tiene una capacidad de producción de 300 MW y potencial para generar energía solar aprovechando la alta radiación de la Puna, fue presentada y se anunció el inicio de obra en octubre en la localidad homónima a 300 kilómetros de esta capital. Se espera que generen una potencia de 100 megavatios e instalar 1.200.000 paneles solares y con ello generar 600 puestos de trabajo directo.

Este año salió el Renovar II para incorporar energías renovables limpias, y Jujuy fue la primera en ganar 2016 y se firmó contrato con la empresa que concentra todos los sistemas energéticos. Jemse presentó la propuesta jujeña. Si bien Jujuy no obtuvo el beneficio porque hubo precios más bajos, el Gobierno insistirá para que se llegue a una matriz que cubra del total de producción energética el 4 o 5 % con energías renovables en al menos cinco años e insistirán en licitaciones.

Además, la Secretaría de Energía estudia otros sistemas de generación como el geotérmico a través del volcán Tuzgle o eólico. Otro eje en avance es en torno a la acumulación de energía, por la que se formó la sociedad Litio Jujuy Sociedad Anónima para trabajar en distintos tipos de batería. Apuntan a lograr disponer de energía las 24 horas; en la línea verde "Jujuy energía viva".

En ello es clave el trabajo de investigación del Instituto del Litio, para que con empresas, Inti y otras entidades desarrollar productos derivados de litio, investigación y transferencia. Va de la mano de la producción de carbonato de litio que llevan adelante Sales de Jujuy que ya está en producción y Exar que prevé hacerlo en 2018. En 2018 prevén contar con una planta transformadora y gestionar un sistema de transporte de una línea de 500 mil voltios.

Sobre el litio y la energía.  "Debemos valorizar el litio"

por José Luis Zacur - facultad de ingeniería de la Unju

Desde hace varios años, el elemento químico Litio es noticia; su usó como ingrediente primario en baterías de baja masa y la alta eficiencia lo coloca en el centro de la atención para el desarrollo de su tecnología como vector o portador de energía. Las baterías son acumuladores de energía, que alimentadas por otras fuentes de generación, permiten su transporte y aprovechamiento como energía eléctrica.

Nuestra sociedad debe su desarrollo económico y cultural al aprovechamiento de la energía solar que ha sido almacenada durante millones de años como energía química en los combustibles fósiles. Pero estará cada vez menos disponible. Su uso generó graves problemas ambientales. Esto llevó a la búsqueda y desarrollo de fuentes de generación de energías alternativas, entre ellas las energías renovables, fotovoltaica y eólica. La mayoría también depende de la energía solar.

El reemplazo inevitable de las fuentes energéticas implicará un cambio en el manejo de la energía. El rol del litio en la acumulación de energía puede ser fundamental, por lo que el desarrollo científico y tecnológico de nuevos y mejores acumuladores de energía está en auge. Una fuente de energía alternativa es la nuclear. Existen dos tipos: la obtenida de la fisión o de la fusión de los núcleos. La primera es la energía nuclear, que produce materiales radiactivos más livianos de alto impacto ambiental, y obtenida en reactores con altos riesgos de operación. La otra es tecnología en desarrollo, de bajo impacto ambiental. Esta reacción de unión origina la energía solar. El Litio es material precursor para la producción de uno de estos núcleos livianos y puede ser considerado un combustible nuclear.