Una familia necesitó $16.027 para no ser pobre

Una familia de cuatro integrantes necesitó en noviembre un ingreso de 16.027,98 pesos para no ser considerada pobre, cifra que significó un aumento del 2,2%, según el costo de la Canasta Básica Total, que difundió ayer el Indec.

Según la medición oficial, para no ser indigente, el mismo grupo familiar necesitó en noviembre un ingreso mínimo de 6.568,85 pesos.

El informe de la Valoración mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) difundido por el organismo registra que en noviembre ambos indicadores crecieron un 2,2% respecto de octubre pasado.

La Canasta Total que establece la línea de pobreza registra un aumento acumulado del 21,8% desde diciembre pasado, cuando su valor era de 13.155 pesos y una suba del 22,1% en forma interanual.

La variación del costo de ambas canastas se ubicó por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que arrojó un aumento del 1,4% a nivel nacional.

También fue superior al IPC del relevamiento en el Gran Buenos Aires que fue del 1,2% en noviembre pasado contra el mes anterior, según había informado el Indec.

En cambio el acumulado anual de ambas canastas está en línea con el de precios minoristas, que en noviembre pasado ascendió al 21%.

La Canasta Alimentaria registra un aumento del 20,3% en los primeros once meses del año, desde los 5.458 pesos de diciembre pasado y del 20,6% desde noviembre de 2016.

Crecimiento económico

La economía creció en el tercer trimestre 4,2% contra igual período de 2016 y acumuló un alza del 2,5% en los primeros nueve meses del año en la misma comparación, según el informe de avance de la actividad que difundió ayer el Indec.

El indicador registra que la producción de bienes y servicios creció un 0,9% en el segundo trimestre en comparación con el anterior.

El informe que mide la evolución trimestral del Producto Interno Bruto (PIB) registra así cinco trimestres consecutivos de suba en la medición contra el trimestre anterior y otros tres en forma interanual.

La actividad económica registró las últimas caídas del 3,7% en el tercer trimestre del año anterior y del 1,9% en último del año pasado, para recuperarse un 0,4% en el primer trimestre de este año, un 2,9% en el tercer trimestre se recuperó fuertemente con un 4,2% en forma interanual.

La inversión o formación bruta de capital experimentó en el tercer trimestre una variación positiva del 13,9% respecto al mismo período del año anterior.

La mejora en la inversión se debió al crecimiento del 13,4% en el sector construcciones; el aumento del 19,9% en maquinarias y equipos y una disminución del 0,2% en transporte.

El PBI se ubicó así al finalizar el tercer trimestre en 719.778 millones de pesos, según las cifras del organismo encargado de las estadísticas públicas.

La fuerte suba del producto en el tercer trimestre se debió al crecimiento de las importaciones de bienes y servicios reales del 18,7%, el consumo privado de un 4%, el público que registró un alza del 1,8% y las exportaciones con una mejora del 2,1%.

Ese repunte y la mejora en las inversiones hicieron crecer la demanda global un 7,4% en forma interanual, según informó el Indec.

Al analizar la evolución por sector del PBI, impactaron fuertemente en su crecimiento el aumento del 13,2% en el sector de la pesca y el 12,8% de la construcción .

Le siguieron: la intermediación financiera y bancos con un 6,8%; actividad inmobiliaria con un 4,8%; la industria con una mejora del 4,1%; el comercio mayorista y minorista con un alza del 3,6% y la actividad de servicios sociales y comunitarios, que también tuvo una suba interanual del 3,6% en el tercer trimestre.

La producción de minas y canteras registró un alza del 3,3%, el sector de restaurantes y hoteles subió un 2,7%, el de transporte y comunicaciones un 2,1% y los servicios sociales y de salud y la producción de gas, electricidad y agua aumentaron un 1,9% en el tercer trimestre, en forma interanual.

Con mejoras por debajo de esos guarismos se ubicaron el sector de la enseñanza con un 1,3%, el servicio doméstico con una mejora del 1,0% y la administración pública 0,6%.

Fuerte suba del trabajo informal 

El trabajo no registrado o informal se ubicó en el tercer trimestre en un 34,4% y creció un 0,6% respecto a igual período del año anterior, según el Indec.

La región Noroeste registró el porcentaje más alto de informalidad laboral con un 41%, mientras que la Patagonia tuvo el indicador más bajo con un 18,3%.

El registro de trabajo en negro aumentó un 0,7% en la comparación con el segundo trimestre.

El indicador que muestra el porcentaje de población asalariada que no tiene aportes previsionales ni de obra social creció 1,1 puntos porcentuales comparado con el primer trimestre de este año, cuando se ubicó en el 33,3%. Los más altos niveles de informalidad laboral tuvieron como epicentro el Noroeste. Salta tuvo el indicador más alto del país con un 45,4%, seguido de Tucumán 43,7%, Santiago del Estero 42,7%, La Rioja 35%, Jujuy-Palpalá 34,6% y Catamarca 32%.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...