Risas, abrazos, lágrimas y anécdotas fueron algunas de las tantas expresiones de las "Glorias merengues" que disfrutaron por segunda vez de un homenaje y agasajo en el club Altos Hornos Zapla donde se desplegaron tres encuentros de los exjugadores de la década del "80, "90, 2000 y 2010.

Los nietos, hijos, padres y la familia completa de los reconocidos dijeron presente para acompañar y disfrutar de una hermosa tarde noche. También recibieron una distinción jugadores, utileros y técnicos que ya partieron al eterno descanso.

"Me dio un hormigueo en el cuerpo y la adrenalina a full antes de pisar el césped, como si fuera el debut y con la edad que uno tiene y años compartiendo vestuario tuvimos el orgullo de vestir la casaca "merengue" que en esa época sólo tenía dos colores, blanco y negro, y el escudo que lo llevamos en el corazón para toda la vida", empezó contando Juan Fujito Cepeda.

El chileno, exjugador y técnico "merengue", dijo que "es lindo reencontrarnos y compartir con niños, digo porque en su momento lo eran, en la época del 70 y 80' y más algunos que fueron mis alumnos en la parte formativa y cada uno de ellos tiene una historia especial. Yo me siento merengue de corazón y a morir, un palpaleño más porque tengo dos hijos nacidos aquí y amo esta ciudad donde trabajé muchos años", agregando que "si uno me habla de Zapla mi corazón empieza a latir más fuerte. Y cuando yo vine de Chile por primera vez a Jujuy vine a remplazar a Domingo Salinas en Gimnasia y me quedé en Zapla donde firmé dos contratos. Me di el gusto en vida a los 66 años de volver al Centro Siderúrgico (hoy "Emilio Fabrizzi") y agradecido a los viejitos que hicieron inmortal a Zapla, a esos 5 mil trabajadores que entraban y salían ya sea de la Mina 9 de Octubre o Forestal", expresó emocionado.

En cuanto a su visita recordó que "muchos jóvenes hoy me saludan porque saben que soy parte de la historia y vine a compartir con los muchachos que tuvieron el orgullo de vestir la casaca de Zapla. No cualquiera la viste, porque hoy están pasando un momento complicado, pero yo estuve en la mejores épocas donde había mucha plata y después en el 90' ya en Chile cambió todo. Nuestro Maradona era Borneman y tuve el orgullo de jugar con Chaile, "Palito' Sosa, los Bacas, Guaymás, "Cuchillo' Ibáñez, Gaspar, Mamaní, el gran "Chaqueño' Romero y mi hermano José Alliers, "Pancho' Ferraro, "Cabezón' Ainstein y si me dicen que de Palpalá no surgieron jugadores pregunten los Rivera, Aragones, Ansonnaud, Zingariello. Y recuerdo a Don Roberto Villagra que ya no está entre nosotros", finalizó.

 

"Pusieron el pecho"

El mentor del homenaje y agasajo a exjugadores de Zapla, Julio Guerrero, una vez consumado los 3 partidos expresó estar "agradecido a los medios de comunicación que nos ayudaron en esta convocatoria y encuentro. Pedimos disculpas si faltó algo y por falta de tiempo a algunas familias no se les pudo avisar pero los recordatorios les van a llegar. Todos son parte de la historia de Zapla y esperemos que en el 2018 se pueda concretar nuevamente y que si no lo hago yo con los muchachos que sea la gente del club. Hay que reconocer a quienes han dado todo por esta camiseta".

En ese sentido agregó que "los muchachos con sólo transpirar la camiseta saben que son parte de la historia de este club y se comprometieron a colaborar con la nueva Comisión Directiva que asumirá en poco tiempo y eso es algo que tienen que tener en cuenta cuando sean Comisión y no olvidarse de los que pusieron el pecho dentro de la cancha en épocas más duras". Al final contó que "vinieron jugadores de San Salvador, San Pedro, Tucumán, Córdoba, Chile, Joaquín V. González, Salta y todos los que estuvieron presentes del "80, "90, 2000 y 2010 que uno los recuerda en alegrías y tristeza. Agradezco a todos los que nos ayudaron para que estos sea una fiesta", selló "Yeye".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...