Más inspecciones para regular venta de cohetes

Bajo el eslogan de "Pirotecnia responsable" continúan los controles en San Salvador de Jujuy para cumplir con la ordenanza que prohibió la venta en la vía pública de este tipo de explosivos. Al no restringirse su uso, y a pesar de las constantes recomendaciones de especialistas, los locales habilitados indicaron que las ventas no se redujeron este año.

Pese a que la Dirección de Bomberos recomendó la prohibición total, tanto del uso como venta de la pirotecnia, en la ciudad sólo se realizan controles para que no sea expendida fuera de los comercios habilitados y a menores, según lo dicta la normativa vigente.

Hasta el momento, el trabajo de los inspectores de la comuna capitalina fue eficaz en los puntos críticos de la ciudad como calle Dorrego, Juana Manuela Gorriti, mercados y ferias, según lo indicaron los propietarios de los locales habilitados, la mayoría ubicados en la zona de la exterminal.

Otro dato importante de los comercios habilitados a vender pirotecnia, fue que desde Navidad no se redujeron las ventas, sino que se mantuvieron con respecto al 2016.

La actual normativa en la ciudad apunta a que el uso de estos explosivos sólo sea de adultos y también busca que los productos se encuentren debidamente empaquetados y no exista menudeo.

En otros municipios de la provincia la ley de "Pirotecnia cero" fue aprobada y durante la Nochebuena su cumplimiento fue dispar porque algunos vecinos viajaron hasta otras ciudades habilitadas para comprar los cohetes. Sin embargo, en general en las comunas destacaron que fue un gran avance el hecho de aprobar las ordenanzas e hicieron un llamado para llegar a la ley provincial.

En el interior

El uso y venta de pirotecnia se encuentra prohibido en La Quiaca, San Antonio, San Pedro, Palpalá, El Carmen y Libertador, mientras que en Perico se está autorizada de "forma controlada".

La mayor reducción se produjo en El Carmen, donde la venta estuvo totalmente restringida y hubo control permanente por parte de la comuna para evitar que se viole la ordenanza, reduciéndose en un 80% su uso aproximadamente.

Con la ordenanza aprobada recientemente en San Antonio se redujo un 70%, cifra similar a la de Palpalá que aprobó su ordenanza hace ya un año, pero vecinos denunciaron que se mantuvieron puestos en puntos alejados.

En tanto en Libertador se redujo su uso en un 50%, al igual que en San Pedro, ciudad perjudicada por una "feria de cohetes" a pocos kilómetros, en La Esperanza.

Donde se registró menor cumplimiento fue en La Quiaca, allí se redujo apenas en un 30 % porque los vecinos concurrieron a Bolivia a comprar estruendos.

En Perico, la ordenanza de prohibición de pirotecnia de alto impacto sonoro tampoco se cumplió totalmente y la pirotecnia de alta contaminación sonora fue utilizada.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...