El presupuesto provincial para el próximo año fue presentado por el Ejecutivo ayer en la Legislatura de la Provincia, y según las cifras, más de la mitad de las erogaciones están dirigidas al pago de los sueldos de la administración pública. En cuanto a los ahorros solicitados por Nación a través del pacto fiscal, se trató de ser "lo más restrictivo posible" en los gastos de bienes y servicios ministeriales.

Acompañado por los secretarios de su cartera, el ministro de Hacienda Carlos Sadir fue recibido durante la mañana de ayer en el salón "Marcos Paz". Lo aguardaron legisladores oficialistas y de la oposición que componen la actual cámara, y que tratarán el proyecto de gastos y cálculo para el ejercicio fiscal 2018, hoy en una sesión extraordinaria.

Al ingresar, Carlos Sadir informó que las erogaciones ascienden a los $ 44.395 millones, cifra que incluye gastos de personal, bienes y servicios, capital y transferencias. En tanto, el total de los ingresos se encuentra en el orden de los $ 41.134 millones.

En consecuencia, el resultado negativo o deficitario para la provincia es de alrededor de $ 3.261 millones. "Esto significa que si queremos cumplir con las erogaciones vamos a necesitar buscar los recursos necesarios", indicó el ministro.

Otro dato importante es que de los $ 44 mil millones que plantea el presupuesto, más de la mitad -alrededor de $ 23.600 millones- está destinado a los sueldos de los empleados de la provincia. A esta cifra además hay que sumarle $ 3.815 millones que están dirigidos a los municipios y montos menores destinados a organismos descentralizados.

"Casi $ 30 mil millones del presupuesto están gastados en sueldos, de los tres poderes, los municipios y establecimientos privados que reciben ayuda del Estado de diferente naturaleza", destacó Sadir.

Alcances del pacto fiscal

En cuanto a la austeridad solicitada por Nación a las provincias, el titular de la cartera de Hacienda indicó que el ahorro impactó en la partida de bienes y servicios, y erogaciones de capital, es decir, de los gastos operativos que utiliza el Estado para funcionar.

La restricción fue tal que el gasto contemplado para este rubro será de $ 1.765 millones, mientras que en 2017 fue de $ 1.565 millones, es decir hubo un incremento mínimo.

"Se trató de ser lo más restrictivo posible", dijo el ministro especialmente en los ministerios del Ejecutivo, a raíz de la situación de déficit.

Si bien otras provincias optaron por trasladar el ahorro a eliminación de ministerios, Sadir aseguró que el esquema ministerial se mantendrá "tal cual estaba", salvo "algunos casos muy puntuales no se han modificado los cargos en general", detalló.

Sin embargo, adelantó el ministro que se acordó con el gobernador de la provincia que permanezcan libres cargos por renuncias o traspaso.

El titular de la cartera además agregó que la idea es lograr un "equilibro" para tomar menos deuda, y además recordó que el pacto fiscal abarcó un "sistema de compensación", de manera que se apliquen artículos de consenso para disminuir el stock de deuda.

Consultado sobre la escasa cantidad de tiempo para revisar el proyecto, planteado por algunos legisladores, el ministro explicó que este año hubo demoras en el consenso fiscal que fue firmado con Nación recientemente, tema que debía aguardarse porque tuvo incidencia en los recursos.

Administración pública

Sobre el congelamiento de la planta de empleados en la administración pública, Carlos Sadir sostuvo que no sólo esa es la idea de la provincia sino que es un objetivo planteado en la ley de responsabilidad fiscal como obligación, y además se intentará que este compromiso se extienda a los municipios.

"Estamos tratando de tener un consenso con los municipios, así como Nación con las provincias, para que mejore la calidad del gasto y mejore la recaudación", indicó.

También agregó Sadir que en el presupuesto se incorporó un artículo que tienen que ver con la prórroga de una ley de emergencia que se vencía en poco tiempo, y que busca congelar la planta y prohibiciones de incorporación de personal.

La obra pública local será financiada por Nación
Si se habla del presupuesto para la obra pública, el ministro de Hacienda explicó a los legisladores que la mayoría de los proyectos locales van a ser financiados con recursos nacionales, fundamentalmente obras de vivienda y de hábitat complementarias. 
Consultado por nuevas reformas enviadas a la Legislatura, además del presupuesto Carlos Sadir explicó que se plantearon modificaciones en el Código Fiscal como la actuación del “buen contribuyente”, que contempla beneficios para aquellos que cumplan con sus tributos en la Dirección de Rentas. 
También se plantean adecuaciones de las tasas que tienen que ver con los ingresos brutos que tienen que ver con el pacto fiscal firmado por Nación.

“Es austeridad, no ajuste”
El presidente del bloque de la UCR, Alberto Bernis, resaltó que la austeridad solicitada por Nación no significa “ajuste”.
“Hay sectores que quieren confundir este tema, hay un Estado superpoblado y esto no significa que se va a echar a alguien sino que se van a bajar los gastos de funcionamiento”, sostuvo el diputado.
Además aclaró Bernis que no se reducirán los sueldos pero sí se pretende cambiar la idea de que el Estado es el único que puede producir fuentes de trabajo.
“Hay que tener nuevas fuentes para que se generen recursos para el Estado”, dijo el jefe de bancada.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...