Violentos enfrentamientos en territorios palestinos

Miles de palestinos chocaron ayer con tropas israelíes en Cisjordania y manifestantes quemaron en Gaza carteles del presidente Donald Trump y banderas estadounidenses e israelíes, en medio de la creciente indignación árabe y musulmana por la decisión del mandatario de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El líder del movimiento islamista Hamas, por su parte, llamó a un nuevo levantamiento armado contra Israel como los que en décadas pasadas dejaron miles de muertos palestinos e israelíes en disturbios, enfrentamientos y atentados en Israel y Palestina.

Al menos 25 palestinos resultaron heridos en las protestas, en su mayoría por disparos de soldados israelíes, incluyendo uno que quedó en estado crítico, informaron la Media Luna Roja y autoridades palestinas.

En Cisjordania, multitudes prendieron fuego a neumáticos y arrojaron piedras contra los soldados, luego de que el Ejército israelí desplegara varios batallones adicionales en la región ocupada en previsión de desmanes durante las manifestaciones.

En la ciudad bíblica de Belén, los soldados lanzaron gases lacrimógenos y chorros de agua desde camiones para dispersar a los palestinos, en disturbios que amenazan con empañar las celebraciones de Navidad en la ciudad donde nació Jesús.

En Ramallah, sede del gobierno palestino, cientos de jóvenes quemaron gomas y tiraron piedras a soldados israelíes que custodiaban un puesto de control en el norte de la ciudad.

En Hebrón, cientos de palestinos lanzaron piedras contra los soldados, que respondieron con "medios de control de masas", informó el Ejército israelí, que agregó que dos manifestantes fueron heridos y seis fueron arrestados.

Los desórdenes se extendieron a las ciudades cisjordanas de Kalkilia, Tulkarem y Naplusa. En Jerusalén Este también hubo altercados, sobre todo cerca de la Ciudad Vieja.

La decisión de Trump, y su orden de iniciar el proceso para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidenses en Tel Aviv, rompen con décadas de política de Estado norteamericana y de garantías internacionales a los palestinos de que el estatus de la ciudad sagrada debe determinarse en negociaciones de paz con Israel.

Las mayores protestas contra la decisión se esperan hoy, el día sagrado islámico, cuando los palestinos y los musulmanes en general se reúnen en las mezquitas a rezar.

En la Franja de Gaza, el líder del movimiento Hamas, Ismail Haniyeh, llamó a los palestinos a iniciar hoy una nueva "Intifada" contra Israel.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...