El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, firmó ayer un decreto para convocar un referéndum en abril que decida sobre la reforma constitucional para instaurar una forma de gobierno presidencialista en Turquía que reemplace a su actual parlamentarismo, informó la oficina de prensa de la jefatura del Estado.
La firma del decreto por parte de Erdogan, que desde hace tiempo ambiciona esta reforma constitucional, que aumentará fuertemente sus poderes, era el paso necesario para poder convocar el plebiscito en un plazo de 60 días.
En un discurso en el centro de Anatolia, el propio Erdogan dijo ayer que la consulta se celebrará el 16 de abril, tal como habían especulado funcionarios del gobierno, aunque aún falta que se haga pública la decisión de la Junta Suprema Electoral (YSK), que debe fijar el día.
"Este sistema nos tiene puestas las esposas. ¿Romperemos el 16 de abril estas esposas?", preguntó el mandatario durante el acto de inauguración de un depósito de gas en la ciudad de Aksaray.
"Hoy, al llegar aquí, firmé (el decreto) y ahora empieza el proceso. Si Dios quiere, nuestra querida nación irá a las urnas el 16 de abril", indicó el mandatario.
El gobierno de Turquía, que por ahora es una República con forma de gobierno parlamentaria, espera ahora que la propuesta se publique en el Boletín Oficial del Estado para entrar en vigor.
El viceprimer ministro, Numan Kurtulmus, recordó que tras firmarse la moción, será enviada a la YSK, para que elija fecha, normalmente un domingo.
El referéndum, aprobado en enero en el Parlamento con la mayoría necesaria de tres quintos, propone entregar todo el Poder Ejecutivo, que ahora recae mayormente en el primer ministro, al presidente de la República, que actualmente es Erdogan.
El cargo de primer ministro, de hecho, será eliminado.
También prevé elevar el número de diputados de 550 a 600 y bajar la edad para poder ser elegido de 25 a 18 años.
"Espero que esta campaña se realice de forma democrática. Tanto los partidarios del ''sí'' como los del ''no'' podrán defender sus opiniones libremente. No es una campaña de un partido político. Creemos que nuestra nación va a votar ''sí'' con un gran margen", dijo Kurtulmus.
Sin embargo, la oposición ha denunciado que el gobierno utiliza todos sus medios a su alcance para hacer campaña a favor de la forma de gobierno presidencialista y silenciar a los medios críticos.
Ayer mismo, un decreto emitido bajo el estado de emergencia anuló la capacidad de la YSK para sancionar a las radios y televisiones que informen de manera parcial o sesgada en época electoral.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...