Atlético Talleres cayó ante Central Norte por 2 a 0 en el partido disputado ayer en el "Plinio Zabala" correspondiente a la ida de la Segunda Fase de la Copa Argentina.
La paupérrima actuación del árbitro Rodrigo Rivero que convalidó dos goles en posición adelantada de Miguel Puntano y Tomás Armella, permitió a un Central Norte que vino por poco, se llevara un excesivo premio.
El "cuervo" salió ganancioso desde el vestuario. Iban 45 segundos cuando, Ceballos mandó un centro pasado y Puntano adelantado de cabeza la mandó al fondo del arco. El árbitro miró al asistente Jorge Bondi que vio la posición adelantada y como no levantó el banderín, el juez convalidó el tanto ante la rechifla de todos.
Después, le regaló al local el protagonismo como diciendo: "Si querés ganar, hacé los méritos". Talleres dispuso del terreno y la pelota pero careció de la fineza para acertar en las chances generadas.
Los siete tiros de esquina a favor de Talleres fueron una muestra de que el equipo de Marcelo García con aciertos y errores siempre fue al frente, pero lamentablemente no pudo olfatear el perfume de gol.
Primero, Gallardo picó una pelota por arriba y se fue sobre el travesaño. Luego, se apresuró a rematar a las manos del arquero, cuando tenía a tres compañeros solos esperando el pase.
Después, fue el turno de Díaz que mandó un pelotazo desde 25 metros y Rodriguez con la punta de los dedos sacó al córner.
Méndez también probó al Uno visitante que cada vez se iba convirtiendo más en figura. El capitán Sosa se quedó con el festejo en la garganta porque le quemó las manos al arquero que nuevamente desvió al córner. Cuando se moría el primer tiempo, López que fue imparable en sus desbordes, picó la redonda y cuando todos cantaban la conquista, la pelota caprichosa rebotó en el poste derecho y no quiso entrar.
En el complemento, el "expreso" fue y fue pero siguió sin encontrar la fórmula para vencer al infranqueable Rodriguez, por lejos la figura del equipo y la cancha. Sosa dos veces de tiro libre, Argañaraz y Díaz tampoco pudieron con el arquero que sacó todo lo que le tiraron. A los 45'' Armella adelantado convirtió el segundo y se generó un caos durante 10 minutos, con hinchas que ingresaron al campo y tumultos. Por suerte no pasó a mayores.

"Estamos dolidos"

Tras el segundo gol polémico de Central a los 45', el cuerpo técnico local reclamó airadamente al asistente Luis Ortiz, se arremolinaron los jugadores y algunos hinchas ingresaron a la cancha, que si bien no generaron disturbios, esto no contribuyó al clima del momento.
En ese contexto, un policía agredió a García y el ambiente se puso más caldeada, desde todos los sectores recriminaron esta acción policial. El "parate" duró 10' y aunque se adicionaron 7' el marcador no se modifició.
Al término del partido, a pesar del dolor de la derrota, Franco Sosa dijo: "Estamos muy dolidos por el resultado. La verdad que el arbitro nos perjudicó, aquí, en Salta, en Tucumán, en donde sea. Eso nos molestó, por eso la calentura y el inconveniente donde lo expulsaron al "profe" Marcelo García. Pero vamos a revertir esto, creo que se puede dar vuelta, vamos a salir a ganar en Salta con mucha entrega y sacrificio se puede".
A su turno, Mariano Arroyo sostuvo: "Es lamentable lo sucedido, un linea habilitó dos goles en posición adelantada. Nos perjudicó, Central llegó dos veces y no hicieron más. Tuvimos muchas situaciones de gol y el arquero sacó varias. No tuvimos suerte y encima el mal arbitraje. Estoy convencido que en Salta vamos a ganar, vamos a entrenar duro para superarlos allá". (Carlos Ruiz)

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...