PERICO (Corresponsal). La policía dependiente de unidad regional 6, procedió a la detención de al menos cincuenta menores de edad, que asistieron a una fiesta clandestina en esta ciudad.

Cuando la policía tomó conocimiento del hecho, por llamados de vecinos y por lo visto en las redes sociales, acudió al lugar y encontró que se cobraba entradas para la fiesta y había expendio de bebidas alcohólicas.

Con la idea de celebrar el día de "San Valentín", muchos jóvenes concurrieron a este encuentro, que se realizó en un domicilio ubicado en la calle Alberdi, en pleno centro de la ciudad de Perico.

Se trataría de un local, sin habitar que próximamente funcionaria como un comercio de ventas de zapatillas y artículos deportivos, que aún no habría sido habilitado para ese rubro, ni para funcionar como local bailable o nocturno.

En este edificio que está en plena construcción, la policía constata que la organización del evento, no tenía autorización respectiva de la policía de la provincia, sin requisitos fundamentales como habilitación de bomberos, sin matafuego, sin autorización de ventas de bebidas alcohólicas y fundamentalmente no contaba con la presencia de ningún adulto.

Todos los detenidos fueron menores de edad, sumando cincuenta personas entre varones y mujeres, que tendrían entre 14 y 17 años de edad, fueron trasladados hacia la comisaria seccional N°60 de esta ciudad, poniéndose a disposición del juzgado de menores, para proceder con la entrega a los padres.

El subcomisario de Unidad Regional N° 6 de Oscar Toconas informó "tomamos conocimiento de que se estaba realizando una fiesta clandestina, como también la venta de bebidas alcohólicas en la misma, esta fiesta aparentemente ha sido convocada por redes sociales, personal policial se dirige al lugar, a una casa particular en la calle Alberdi, donde se procede a la demora de cincuenta menores de edad".

La fiesta sucedió en la noche del 14 de febrero, en la que encontraron bebidas alcohólicas en abundancia, entradas que se comercializaban en el acceso y equipos musicales de importante volumen de potencia, todos fueron secuestrados por las fuerzas policiales.

Algunos de los menores en el momento del operativo policial, se encontraban en aparente estado de ebriedad y otros en pleno acto de consumo de ese tipo de bebidas, cuando demoran a los adolescente, la policía citó a los tortures para que se hagan presentes con documentación y posterior entrega de los menores.

Según los padres del grupo de chicos que convocó y organizó el evento, desconocían el accionar de los jóvenes, también los dueños del local, padres de una menor que estaba en la convocatoria, adujeron desconocer la magnitud de la fiesta y al llegar al lugar, serian ellos los que pararon con la música, terminando el encuentro.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...