Nueva norma contra jóvenes transgénero

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, revocó ayer una directiva que permitía que los estudiantes transgénero usaran en sus escuelas el baño a su elección, una iniciativa del exmandatario demócrata Barack Obama.

En mayo de 2016, Obama había ordenado a las escuelas públicas que permitieran a los estudiantes transgénero utilizar los baños que coincidieran con su identidad de género elegida, y amenazó con retirar fondos federales a las escuelas que no cumplieran la norma, una iniciativa aclamada por la comunidad transgénero y considerada una victoria para sus derechos civiles.

La anulación de la norma constituye un duro golpe simbólico a los avances recientes de la comunidad Lgbt, aunque tendrá pocas consecuencias prácticas ya que previamente la iniciativa de Obama había sido bloqueada por un juez federal, que argumentó que los estados y las escuelas públicas “deben tener la autoridad para tomar sus propias decisiones sin interferencia federal”.

En consecuencia, los departamentos de Justicia y de Educación continuarán estudiando las cuestiones legales involucradas, de acuerdo con la nueva directriz de Trump que será enviada a las escuelas públicas de todo el país.

La decisión de Trump de revertir esa iniciativa podría recalentar los ánimos ya caldeados entre los defensores de los valores tradicionales y los progresistas sociales, y podría suscitar protestas callejeras como las que se registraron tras la elección de Trump el 8 de noviembre.

Centenares de personas se reunieron frente a la Casa Blanca para protestar por la acción del presidente republicano, agitando banderas de arco iris y coreando: “Sin odio, sin miedo, los estudiantes transgénero son bienvenidos aquí”.

La Administración republicana también comunicó al Tribunal Supremo que retira su apoyo a un adolescente de Virginia que se querelló contra el Departamento de Educación estatal por no dejarle acceder al baño de su elección.

Este caso, que será estudiado por la Corte en las próximas semanas, simbolizó el apoyo del Gobierno de Obama a la causa de la comunidad transexual y ahora acaba de ser abandonado por el de Trump.

Una misiva firmada por los Departamentos de Justicia y Educación afirma que, pese a retirar las garantías anteriores, “esto no disminuye las protecciones de los alumnos en casos de agresiones y acoso”.

La ley que prohíbe la discriminación entre estudiantes por razón de sexo -subraya el texto- no incluye la garantía de acceder al baño o vestuario del género con el que se identifica

                                                                                                                                                               

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...