Todos los 1 de febrero en Humahuaca, en las vísperas de la celebración de la fiesta patronal en honor a Nuestra Señora de la Candelaria, se realiza el tradicional baile del torito.
Es una tradición que se mantiene viva a través de los años. Los toreros, como se le llama, son promesantes de la Virgen que danzan por las calles Buenos Aires, Córdoba, Jujuy y Ernesto Padilla con armazones de hierro que simulan la figura de un toro. Los armazones están cubiertos con lonas arpilleras que tienen una capa de cal, cohetes, dos linternas en los ojos y los cuernos característicos de este animal.
Los toreros se reúnen alrededor de las 19 en la casa de la familia Lerma. Al finalizar, la Celebración de la Luz, la imagen de la Patrona de Humahuaca es llevada a la Catedral. Allí, los toritos saludan a la Virgen, este es un momento muy emocionante y de mucha fe. Luego salen a la calle Buenos Aires y se encienden los cohetes, cada promesante inicia el recorrido que comprende las calles de las plazas principales de la histórica ciudad, la plaza Sargento Gómez y la Plaza 25 de mayo.
Rolando Cari uno de los responsables de la confección de los armazones del torito relató la historia de esta tradición humahuaqueña.
"El torito es una tradición ancestral. No hay un registro de cuándo ni cómo comenzó a hacerse. Los datos que nosotros conocemos es que la familia de Lila Murga de Miranda eran quienes confeccionaban el torito desde hace más de cien años. Cuando esta señora por la edad no pudo seguir confeccionando el torito, delegó la tarea a Modesta de Lerma que en ese entonces tendría trece años. En 1974, Mario Giménez Rossi, intendente de Humahuaca en ese entonces, decide sumar un torito más porque era tanta la cantidad de gente que venía que muchos se quedaban sin poder ver el baile. La familia Lerma estuvo de acuerdo pero ellos solo seguirían haciéndose cargo de un torito y sugirieron que la familia Cari, al ser muy numerosa, se haga cargo del otro torito", contó Rolando Cari. Fue así como él y su familia comenzaron a hacerse responsables de la confección del segundo torito.
Además dijo que "hace diez o doce años atrás, se realizó el congreso Mariano en San Salvador para la fiesta de Nuestra Señora de Río Blanco. Allí se invitó a todas las patronas de la provincia y la Virgen de la Candelaria participó de este congreso llevando a dos toritos más. Es a partir de esa fecha que se empiezan a armar cuatro toritos, dos la familia Lerma y dos la familia Cari. El año pasado, se sumó la familia Tarcaya con un torito. Cuando llegamos a la casa de la familia Lerma nos dimos cuenta que habían armado tres toritos, es así que tuvimos seis toritos".
Además explicó que el baile del torito es la danza que este animalito le ofrece a la Virgen de Candelaria porque ella es la patrona de todos los que se dedican a la cría de ganado vacuno.
Los "toreros" son promesantes que se cambian cada tres años y son muchos los devotos de la Virgen de la Candelaria que se suman año tras año para realizar este baile en honor a la patrona de Humahuaca y cumplir así sus promesas. Es un acto de fe que los humahuaqueños mantienen a lo largo de los años.
Este año fue muchísima gente la que se reunió a ver el paso de los toreros por las calles. Humahuaqueños y turistas disfrutaron de esta tradición. Una vez finalizado, el baile del torito se realizó un espectacular show de fuegos artificiales, luz y sonido organizado por la Municipalidad de Humahuaca. El gobernador de la provincia, Gerardo Morales; el vicegobernador, Carlos Haquim; el intendente Humahuaca, Leonel Herrera estuvieron presentes durante el mismo.
Para concluir con las vísperas se brindó un espectáculo musical en el que actuaron diferentes artistas como Fortunato Ramos, Nayjama, La Séptima Cuerda, Los Tarcas y Daniela Salas en la explanada del Monumento a los Héroes de la Independencia.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...