Renovando un acto de fe, la feligresía humahuaqueña celebró ayer sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Candelaria con la solemne misa central, procesión y desfile gaucho por las calles principales.

Como todos los años, la religiosidad ocupó ayer las calles de la histórica ciudad. La grandiosa imagen de la Virgen de la Candelaria, con su manto celeste y blanco, fue la principal protagonista, y para ella fueron los pedidos y agradecimientos de fieles y devotos.

Las actividades comenzaron desde muy temprano con una salva de bombas y repique de campanas que anunciaron uno de los festejos más importantes de la Prelatura de Humahuaca. Se realizaron tres Eucaristías en la iglesia. Alrededor de las 9.30 se llevó a cabo un breve acto protocolar en la plaza 25 de Mayo. Estuvieron presentes el obispo de la Prelatura de Humahuaca, Pedro Olmedo; el ministro de Salud de la provincia, Mario Fiad; el intendente de Humahuaca, Leonel Herrera; el jefe de la Policía de la provincia, Abel Soles; la presidenta del Concejo Deliberante, Mirta Zumbaño; diputados provinciales y autoridades municipales.

“El pueblo de Humahuaca ha demostrado su gran devoción y fe a la Virgen. Gracias a la Madre de la Candelaria que nos congrega a todos, luchando por un Humahuaca mejor, por una provincia mejor y un país mejor. Bienvenidos a todos los que nos visitan", dijo el intendente Herrera durante el acto protocolar.

Cerca de las 10, en la explanada del Monumento a los Héroes de la Independencia, la comunidad religiosa esperaba por la llegada de la Virgen. Vecinos y comunidades con mucho respeto y devoción la llevaron en procesión desde la iglesia hasta el delicado y colorido altar ubicado en la explanada del monumento.

Allí, el obispo de la Prelatura de Humahuaca, Pedro Olmedo fue el encargado de oficiar la misa central, que duró alrededor de dos horas, donde llamó vivir esa fe que nos transmitieron nuestros mayores y a "tener un corazón más blando, que no seamos indiferentes". Además durante la homilía agregó que "no hay paz porque no hay igualdad por eso tenemos que seguir luchando, comprometiéndonos para crear más equilibrio e igualdad. Hay que pedirle a la Virgen tener más misericordia y confiar en la fuerza de Dios".

"Estoy acompañando en la fiesta patronal como desde hace ya varios años. Siempre me honra poder estar acá en estas fechas. La Virgen de la Candelaria es una imagen de mucha devoción y de fieles que vienen a rendirle homenaje", fueron las palabras del ministro de Salud de la provincia, Mario Fiad al finalizar la ceremonia.

La celebración religiosa también estuvo acompañada de las maravillosas interpretaciones del Coro "Virgen de la Candelaria" y la participación de grupos de danzas, que ofrecieron su baile a la Virgen y amenizaron el oficio religioso.

Alrededor de las 12, los fieles rodearon el escenario escoltando a la patrona y de esa manera la Virgen de la Candelaria partió nuevamente hacia la Iglesia Catedral que lleva su nombre. Mientras los fieles y devotos agitaban sus pañuelos por los aires y cantaban el himno de la Candelaria para despedirla por unas horas, hasta la procesión en su honor.

A las 14, la imagen de la Virgen salió en procesión, recorrió calles del barrio Santa Rita donde se reunieron cientos de personas. Lo religioso y cultural se unieron y la Virgen de la Candelaria fue acompañada por las tradicionales bandas de sikuris, bandas de música y algunos devotos realizando la danza de la cuarteada.

Finalmente, la imagen de la patrona de Humahuaca retornó a la plaza central donde se realizó el pasaje de las distintas agrupaciones gauchas en su honor.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...