La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, le pidió "tranquilidad" al gobierno de Bolivia tras el cambio en la ley de migraciones del país, al resaltar que se trata de un "problema de delincuencia" y no afectará a los ciudadanos de ese país que quieren radicarse en la Argentina.
"Que se quede tranquila Bolivia, que no es un problema de migraciones sino de delincuencia", resaltó la funcionaria nacional.
En declaraciones a la prensa, Bullrich se refirió así a la visita de una comitiva encabezada por el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, que llegará al país la próxima semana para interiorizarse de los cambios en la ley migratoria argentina, que efectuó el Gobierno de Mauricio Macri a través de un decreto presidencial.
"Será bienvenida la comisión que venga desde Bolivia. Nosotros nos hemos equiparado a la ley boliviana, que es muy taxativa con la gente que tiene antecedentes penales", subrayó la funcionaria, tras encabezar un acto en Dock Sud, donde se concretó la quema de 10 toneladas de marihuana.
Tras la modificación de la ley migratoria, que busca propiciar la expulsión de los extranjeros que comentan delitos o tengan condenas, Bullrich diferenció a la "gran comunidad boliviana en la Argentina, de muchos años y muy reconocida por la sociedad", de "una pequeña porción de personas que cometen delitos, como hay argentinos que comenten delitos en Bolivia".
En ese marco, señaló que 29 argentinos fueron detenidos por narcotráfico en el país vecino el año pasado.
Y agregó: "El sistema es contra la delincuencia, contra aquellos que cometen delitos en la Argentina" aclarando que no se trata de prohibirles la entrada.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...