El Gobierno no impondrá "un techo" para las paritarias del sector privado, ya que "cada sector sabe lo que puede dar", dijo ayer el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en medio de la preocupación oficial por la presión de los acuerdos salariales sobre la inflación.
"El Gobierno no interviene en las negociaciones privadas. No hay límite ni techo para los ajustes salariales. En el sector público intervenimos porque tenemos que cuidar los objetivos fiscales", enfatizó.
El presidente Mauricio Macri había dicho que el Gobierno está "dispuesto a pagar (salarios por) la inflación, no por encima", y la proyectó por debajo del 20% anual.
En cambio, diversos sectores gremiales pretenden que los acuerdos salariales a cerrarse este año contemplen mejoras del 25%.
Para Dujovne, "hay sectores mixtos donde son paritarios los privados y el Gobierno: por ejemplo los bancos. Por eso distinguiría lo que son las paritarias públicas de las privadas. Y dentro de lo público, el sector nacional y el provincial. Cada sector sabe lo que puede dar", añadió.
A su criterio, "algunos sectores empezaron a repuntar y pueden dar aumentos más altos. Otros están jaqueados por la recesión brasileña. El rol del Estado es ayudar a establecer la mesa de negociación, que se cumplan las reglas. El número y el mecanismo es una decisión puramente privada".
"Nosotros podemos colaborar, por ejemplo, a través del Banco Central, que fijó una meta de inflación y trabajar en función de ello", subrayó.
"Pero definitivamente no podemos a los privados imponerles ni la forma de discutir la paritaria ni el número que negocien con sus trabajadores", consideró el ministro, en declaraciones radiales.
Eliminación de impuestos
Nicolás Dujovne aseguró ayer que el Gobierno "debe ir eliminando impuestos que no nos gustan", pero reconoció que eso recién podrá concretarse a partir del año que viene, ya que en éste hay elecciones legislativas. "Tenemos que ir eliminando algunos impuestos que no nos gustan. Pero no será este año debido al ruido político que ya están generando las futuras elecciones", enfatizó el funcionario.
Destacó que "estamos trabajando en eso, porque tenemos un sistema tributario absolutamente malo. Aspiramos a tener alícuotas más bajas pero que pague mucha más gente".
"El nivel de impuestos en relación al PBI es comparable a los de los países más ricos. Pero cobramos impuestos ineficientes. Queremos un sistema con menos exenciones, que trate igual a los iguales. Hay demasiadas exenciones para sectores de altos ingresos. Hay problemas de inequidad. Pretendemos un sistema más simple, que todos los conozcamos para hacer la declaración jurada sin la ayuda de un contador", enfatizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...