El Gobierno nacional acusó a los líderes de la CGT de "hacer un uso político" de las medidas de fuerza anunciadas el jueves, mientras que la UIA negó incumplimientos al pacto en el que los empresarios se habían comprometido a no despedir trabajadores, tal como lo expresó la cúpula sindical al anunciar una marcha para el 7 de marzo y un paro para la segunda quincena del mismo mes.
Tras el anuncio realizado por los tres titulares de la CGT Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, la situación fue analizada por el presidente Mauricio Macri junto al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en la reunión de coordinación de Gobierno en la Quinta de Olivos, mientras que, en declaraciones radiales, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, salió al cruce de las medidas de fuerza anunciadas por la central sindical, a las que tildó de políticas.
Al respecto, el ministro de Hacienda aseguró: "No tengo dudas de que la cuestión política está jugando un rol muy importante. Es un año político, con elecciones legislativas, y dentro de la CGT hay distintos sectores que empiezan a tomar nota de esto y empiezan a hacer un uso político".
En la misma línea crítica contra los empresarios que impulsan desde la CGT, Dujovne apuntó contra sectores que "estuvieron muy favorecidos por una economía poco competitiva y muy cerrada, y que, apenas el Gobierno empezó a modificar el esquema para beneficiar a los consumidores, no respondieron de la manera que debían responder. En general, la gran mayoría de los empresarios ha acompañado pero algunos no", remató.
En defensa de los empresarios, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, aseguró que "no es cierto" que no hayan cumplido el pacto antidespidos acordado en diciembre pasado en la Mesa para la Producción y el Trabajo porque ese compromiso establecía "evitar despidos sin causa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...