Hoy se cumplen seis días desde que los usuarios del transporte público de la ciudad sólo pueden pagar su viaje a través de la tarjeta Sube. A pesar de la necesidad en la implementación del sistema, obtener una recarga se transformó en un verdadero problema para los vecinos de la ciudad, especialmente en la zona sur y algunos sectores de Alto Comedero, por lo que las quejas son constantes en diferentes puntos de la ciudad.
Las primeras tarjetas Sube comenzaron a expenderse en la capital en septiembre del año pasado y aunque en un primer momento el plazo como único medio de pago fue enero, se flexibilizaron las fechas y el plazo final fue el primer día del mes, la semana pasada.
Sin embargo, los puntos de cargas no dieron abasto en la capital y los reclamos de los vecinos incrementaron porque no encuentran puntos cercanos a su domicilio, existen filas interminables, o bien, el crédito disponible en el comercio es tan reducido que al medio día ya no existe margen para más cargas.
En cuanto a los puntos de recarga, el municipio informó la semana pasada que son 105 las terminales habilitadas en la ciudad. Sin embargo vecinos de la zona sur y Alto Comedero reclaman más bocas de recarga, ya que sólo cuentan con dos o tres comercios por sector.
En otros sitios como en Reyes, la situación aun es más compleja porque los vecinos indicaron que no hay comercios en donde puedan recargar, por lo que deben aguardar y buscar comercios en la capital.
Según informaron algunos vendedores, muchos comercios no implementan la carga en sus negocios por el simple hecho de que no existen ganancias. Informaron en las redes sociales que sobre cada mil pesos de recarga, al comerciante sólo le corresponde diez pesos de ganancia.
En este sentido, en muchos barrios los comerciantes incorporaron el servicio "por solidaridad" con los vecinos, porque aseguran, pierden tiempo atendiendo a gran cantidad de usuarios del transporte por una venta que no les resulta redituable.
En tanto, el problema del agotamiento de la carga en los locales -algunos recomiendan ir temprano porque al mediodía ya no cuentan con fondos- se debería a que cada local tienen un tope, no así Sicom y asociados, que poseen crédito ilimitado.
Frente a este problema, también desde la página oficial de Sube se recomienda además concretar recargas a través de todos los medios integrados a la Red Link, Red Banelco, cajeros automáticos correspondientes a bancos adheridos en todo el país, Home Banking y aplicativos de celulares, y PagoMisCuentas.
Al utilizar la modalidad, el monto a acreditar sumado al saldo actual de tu tarjeta no debe superar los $600, y el servicio no tiene costo adicional.
Sin embargo, lo que muchos no saben es que igualmente después de cargar, para finalizar la acreditación el usuario debe acercarse a alguna de las Terminales Automáticas Suce (TAS) y apoyar la tarjeta en el sistema. Al no encontrar fácilmente las TAS, también muchos usuarios emitieron quejas al utilizar este tipo de recargas en la ciudad y reclamaron que el municipio pueda habilitar mayores bocas de recarga en organismo estatales o bien, permitirles a los comercios contar también con crédito ilimitado.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...