Un día después de la aparición en Roma de carteles anónimos con críticas en su contra, el papa Francisco pidió ayer a los cristianos "alejar la envidia y la difamación", al tiempo que ratificó su condena al aborto y la eutanasia.
"La misión de los cristianos en la sociedad es dar sabor a la vida con la fe y el amor que Cristo nos ha donado, y al mismo tiempo alejar los gérmenes contaminantes del egoísmo, la envidia y la difamación", aseveró el pontífice durante el Ángelus de ayer desde el balcón del Palacio Apostólico del Vaticano.
"Estos gérmenes arruinan el tejido de nuestra comunidad, que deben en cambio brillar como lugares de acogida, solidaridad y reconciliación", agregó el obispo de Roma.
Y continuó: "Para cumplir esta misión, hace falta que nosotros mismos seamos los primeros liberados de la degeneración corruptora de los influjos mundanos".
Durante su tradicional mensaje frente a miles de fieles en la plaza San Pedro, el pontífice recordó además la Jornada por la Vida y dedicó un mensaje contra el aborto y la eutanasia.
"Llevamos adelante la cultura de la vida como respuesta a la lógica del descarte y a la caída demográfica; estamos cercanos y rezamos juntos por los niños en peligro por la interrupción de un embarazo, así como por las personas al fin de la vida", reflexionó. "Toda vida es sagrada, la de un niño por nacer y la de una persona cercana a la muerte", sentenció.
El sábado, una serie de afiches sin firma aparecieron en las inmediaciones del Vaticano con críticas a la gestión de papa Francisco: "Has comisariado Congregaciones, removido sacerdotes, decapitado la Orden de Malta y los Franciscanos de la Inmaculada, ignorado Cardenales.. ¿Dónde está tu misericordia?", se preguntan los afiches que con el rostro del pontífice se ven en las cuadras de los alrededores del Vaticano.
Mensaje al Super Bowl
Francisco envió un mensaje en la final del campeonato estadounidense de fútbol americano, el denominado Super Bowl, en el que pidió "un mundo de paz".
"Los grandes eventos deportivos, como el Super Bowl de hoy, son sumamente simbólicos, lo que demuestra que es posible construir una cultura del encuentro y un mundo de paz", aseguró el pontífice en el videomensaje que grabó especialmente para el concurrido espectáculo.
"Al participar del deporte somos capaces de ir más allá de nuestro propio interés personal y de una manera saludable, aprendemos a crecer en el respeto a las reglas".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...