El productor de stevia a través de su cooperativa Pampa Dulce, se refirió a la innovación aportada a la stevia, la suma de valor agregado y la incorporación de producción de maracuyá y moringo y su comercialización. Fue seleccionado en 2016, junto a Elizabeth Fullone, por el Instituto Minka local, que acompañó y brindó capacitación a trece proyectos de economía social.


¿Cuándo nació el proyecto de producción de stevia?

-Lo de la stevia comenzó hace seis años. Se dividió en varias etapas. En síntesis nosotros continuamos trabajando en forma particular. Se comenzó con un grupo de veinte productores en el lanzamiento oficial a nivel de gobierno, y se fueron quedando en el camino porque no se armó el negocio final, que es más o menos lo que pasa siempre porque hay algo que falta entonces luego cada uno se arregla por su cuenta. Nosotros formamos una pequeña cooperativa familiar. Pusimos poca cantidad como para ir conociendo el producto, y fuimos viendo los beneficios y aceptación de la gente. Estamos trabajando en Las Pampitas con la idea de darle un valor agregado, en principio poder venderla como una especie embolsada al igual que el orégano por ejemplo, que tiene buena aceptación. Y además queremos darle más valor agregado, trabajarlo como endulzante de mermeladas, pan dulce, bombones. En esa etapa estamos abocados tratando de habilitar un local de nuestra propiedad para habilitarlo como una pequeña fábrica de mermeladas y otros dulces y confituras endulzadas con las hojas de stevia. Actualmente la vendemos en distintos comercios, en algunos lugares de Salta, en Córdoba, se vende.

¿Cuánta extensión destinaron al cultivo?

-Es poquito porque rinde mucho. Trabajamos con una hectárea y media con la idea de ir avanzando. Vamos despacio porque no tenemos mucha mano de obra, porque es un cultivo que demanda mano de obra muy similar al tabaco, es lo más parecido porque se trabaja en la misma época. El problema es que la gente está muy abocada al tabaco en esa época. Entonces vamos muy despacito haciendo una base para después ir ampliando la producción.

¿Antes de comenzar con la stevia qué venían produciendo?

-No, ése es otro de los motivos por los que vamos despacio porque nosotros no éramos productores entonces incursionamos en esto. Estamos aprendiendo y ya tenemos una buena experiencia en stevia.

¿Han ampliado la producción hacia otros productos?

-Hemos incorporado un cultivo de maracuyá, tenemos dos hectáreas, que también nos sirve como valor agregado, no solo la f ruta sino la elaboración de pulpas que se distribuyen en distintas heladerías de Jujuy más conocidas y en confiterías donde se preparan tragos. Hemos incorporado la moringa, que es un árbol medicinal y se venden las hojas embolsadas de la misma manera que la stevia. La moringa tiene múltiples propiedades, tiene mucha vitamina c, potasio, hierro y se la consume como té o la hoja seca desarmada en una ensalada, porque es muy parecida a la rúcula.

Entonces están incursionando en otros tipos de cultivos buscando innovar?

-Exactamente, a la innovación hemos apuntado, a buscar algo novedoso y distinto.

¿Cómo fue la experiencia en el instituto Minka?

-Minka nos ayudó muchísimo porque trabajan en otro nivel, con capacitadores internacionales que te ayudan a mejorar tu proyecto. Nosotros tenemos proyectos presentados en el gobierno. Ellos te ayudan y también te ponen en contacto con empresarios que apoyan estos emprendimientos, que apoyan esto, aportan mucha experiencia, se enriquece mucho, se abren muchas puerteas. Tiene mucho valor lo que hace Minka.

¿Cuál es el objetivo que tienen ahora?

-Estamos a condicionando el lugar con la idea de que Sunibrom nos habilite el local y podamos salir con mermeladas, jaleas, pulpas, bombones, para poder comercializarlos en cualquier tipo de negocio. La producción está en Las Pampitas, que está a 15 kilómetros de Perico. Y en Perico tenemos el domicilio legal y donde tenemos la base de la comercialización.

¿Tiene un buen potencial entonces?

- Tiene un potencial enorme, un vasto sector de la población que tienen problemas para consumir azúcar, está bien visto, hemos hecho degustaciones y hubo buena aceptación así que creemos que es un nicho importante para explotar. El valor es que se trata de una producción local, con mano de obra local, que puede andar muy bien en el mercado. Es todo local, una producción cien por ciento jujeña.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...