En el Hospital Snopek del barrio Alto Comedero se realiza atención odontológica a 30 personas por día de los cuáles al menos 5 de ellos son niños y su demanda crece. "Es muchísima demanda en enero y febrero, sobre todo porque necesitan certificado de salud bucal para la escuela, porque es uno de los requisitos que se piden para inscribirlos. Hay gente que no puede llegar a los turnos, que se dan programados, están sobrecargados los profesionales", precisó Carolina Figueroa, odontóloga reemplazante del área.
Se atiende a 30 personas por turno, 15 por cada profesional, sólo son dos por la disponibilidad de instrumental. Se suma la atención para dar de alta para Salud Escolar con lo cual sólo se revisa con bajalengua si se realizó los arreglos; y también las urgencias.
"Hacemos extracción, emergencia, arreglos, técnicas de cepillado porque hacen mucho hincapié en la prevención", afirmó Figueroa explicando que la demanda aumenta y van a consulta niños desde los 2 años, en algunos casos. La atención incluye arreglos de pastas con resinas, llamadas pasta blanca, amalgama, selladores preventivos, flúor, técnica de cepillado, medicación para emergencia.
Todo el barrio de Alto Comedero consulta allí, es gente que no tiene turno en otros dispensarios. En el caso de niños se enfatiza en la prevención procurando que conozcan el correcto cepillado, la placa que se forma, y recomiendan evitar las golosinas en especial aquéllas que son pegajosos. Es que aseguró que a veces cuando tienen mucho arreglo o tuvieron tratamiento de conducto se trata de salvar por un tiempo la pieza dental y se pueden perder sin posibilidad de reponer. Esto tiene consecuencias, la oclusión, que ocupe el lugar del otro molar hacia adelante, y si se hace extracción prematura de la pieza dentaria podría producir apiñamiento de los

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con la implementación de detectores de mentiras en Jujuy?

Importante ahora

cargando...