El puente internacional "Horacio Guzmán" que divide a las ciudades de La Quiaca y Villazón (Bolivia) está colapsado debido al número de personas que pretenden ingresar a nuestro país.
En su gran mayoría son ciudadanos bolivianos y un porcentaje menor argentinos que regresan de sus vacaciones, en horas picos es casi imposible circular por el paso fronterizo.
De un lado y otro hay transeúntes que van y vienen por diversos motivos, mientras colectivos de líneas internacionales esperan cruzar, también vehículos y transporte pesado.
Todos esos condimentos hacen que la zona sea denominada "caliente" en relación al número de personas que circulan, el año pasado la cifra ascendió a un millón.
Aún para ingresar al país solamente se solicita documento de identificación, pasaporte vigente o para el caso de los ciudadanos de los países del Mercosur. Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, la respectiva cédula de identidad emitida por el país de origen.
Amparados en el régimen de turistas ciudadanos bolivianos ingresan y pueden permanecer en Argentina en condición de turista 90 días, prorrogables por otros 90 más en la Dirección Nacional de Migraciones o bien en las delegaciones y oficinas migratorias situadas en todo el país.
Los pedidos de prórroga, deben efectuarse entre los sesenta (60) y los diez (10) días anteriores al vencimiento de la residencia transitoria, algo que nunca ocurre porque se desconoce el destino de la persona.
Largas filas, horas de espera bajo el sol o cualquier condición climática soportan los extranjeros para ingresar hacia Argentina. Aún no hay alguna nueva normativa desde la modificación de la Ley de Migraciones 25.871 mediante el decreto 70/2017.
La inmigración por la frontera norte continúa sin ningún tipo de restricciones a pesar de los anuncios gubernamentales, cabe preguntarse hasta cuándo durara la tan mentada hermandad.
Del lado boliviano
Autoridades del Concejo Municipal de Villazón además de asambleístas departamentales y nacionales se reunirán el 12 de febrero en esa ciudad boliviana. Para analizar y recoger datos sobre la situación actual que viven los bolivianos que necesitan pasar la frontera por trabajo o estudio, informó el diputado opositor Gonzalo Barrientos.
"Oficialmente no recibimos ningún reporte, lo que haremos es reunirnos este próximo 12 con autoridades de Villazón, quienes están con la frontera de Quiaca para que nos hagan conocer si hay alguna representación oficial o queja oficial al respecto y la podamos trasladar a la Comisión de Política Internacional y a la Cancillería", dijo.
Esta declaración la realizó luego que se conociera la nueva norma migratoria de Argentina, en ese sentido, el parlamentario indicó que en la reunión buscarán conocer la situación actual que atraviesan las personas que viven cerca de la frontera y necesitan pasar por motivos de estudios, trabajo u otro.
Los bolivianos que viven cerca de la frontera con Argentina, fueron beneficiados, anteriormente, con una "Tarjeta Vecinal Fronteriza (TVF)" otorgado por la Dirección General de Migración dependiente del Ministerio de Gobierno de Bolivia.
El documento permite mayor agilidad a los ciudadanos residentes cruzar las localidades fronterizas para cumplir con su cotidianidad del trabajo, estudio u otro.
Pero que aún no está en vigencia su utilización

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...