El titular de la Unión Tranviarios Automotor, Roberto Fernández, aseguró ayer que el paro movilización anunciado por la CGT no es un acto político y que "habrá un enfrentamiento" si no se encuentra una solución anticipada.
"No es un paro político, hay un mes para conversar y buscar una solución. El gobierno se tiene que dar cuenta que los empresarios no han cumplido" manifestó Fernandez.
"Los gremios del transporte vamos a acompañar (la convocatoria de la CGT), esperamos que el gobierno nos diga que camino va a tomar porque si no habrá un enfrentamiento, tenemos derecho al trabajo y lo vamos a defender", añadió.
En declaraciones a radio La Red el sindicalista recordó que la industria está pasando un momento muy difícil, que los comercios cierran sus puertas, que hay demasiados despidos por lo que el momento actual "es muy difícil".
"Para que no haya paro el gobierno tiene que decir que se equivocó de camino, que nos digan a donde vamos. Si todos sabemos a donde vamos la cosa se irá encaminando", aseguró.
"Acá se ha prometido mucho y no se ha hecho nada, los empresarios tampoco ayudan al gobierno. O nos sentamos a buscar un camino para bien de todos, porque no queremos derrumbar a ningún gobierno, o esto va a tener un fin tremendo", agregó.
El último jueves, la CGT definió la realización de un paro nacional acompañado por una movilización para la segunda quincena de marzo, a la vez que anunció que no volverá a participar de las mesas de diálogo con el Gobierno y empresarios.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...