Un hombre de 36 años originario de la antigua Yugoslavia y "manifiestamente enfermo psíquico" hirió a nueve personas con un hacha el jueves por la noche en la estación de Dsseldorf (oeste de Alemania) indicó la Policía, que excluye una pista islamista.

 

Las fuerzas de seguridad y el Gobierno temían que el ataque estuviera vinculado con yihadistas del grupo Estado Islámico.

"Excluimos la pista islamista (...) y partimos del principio que actuó solo", indicó ayer por la mañana un portavoz de la Policía.

 

Sin embargo, las fuerzas de seguridad sugirieron que quizá había llevado a cabo el ataque para acabar con su vida.

El sospechoso, originario de Kosovo, es "manifiestamente enfermo psíquico", según un comunicado de la Policía. El presunto agresor saltó luego de un puente para intentar huir lo que le causó graves heridas, y su estado no le permitió ser interrogado.

El jueves poco antes de las 20.50 (19.50 GMT) el atacante salió de un tren de cercanías armado con un hacha y comenzó a atacar a los pasajeros presentes en la estación central de Dsseldorf, provocando nueve heridos, según un nuevo balance divulgado ayer por la fuerzas de seguridad.

Un importante dispositivo policial fue desplegado en los alrededores del lugar del ataque y la estación fue evacuada totalmente por unidades de agentes especiales fuertemente armados.

Nuevo ataque

Un hombre atacó ayer a varias personas con un machete en la ciudad alemana de Dusseldorf e hirió de gravedad a una de ellas, un día después de que otro sujeto atacara con un hacha a pasajeros en la estación central de trenes.

Así lo informó el diario germano Bild en su versión digital, que cita fuentes policiales y agrega que la persona herida, si bien se encuentra en estado grave, no corre riesgo de muerte.

Poco después del ataque, el sujeto huyó del lugar y los agentes de seguridad se lanzaron en su búsqueda, mientras estudiantes y personal del centro educativo Theodor-Fliedner, cerca del lugar de los hechos, permanecían en el interior de las instalaciones. El agresor del ataque fue detenido y ayer la Policía informó en rueda de prensa que llegó al país como solicitante de asilo desde Kosovo en 1992, cuenta con un permiso de residencia por razones humanitarias y padece esquizofrenia paranoide.

Amenaza yihadista

Las autoridades alemanas están en alerta por la amenaza yihadista que pesa sobre el país, en especial después del atentado con un camión en diciembre pasado en Berlín (12 muertos), reivindicado por el grupo Estado Islámico.

Los servicios de inteligencia interior calculan en 10.000 el número de islamistas radicales en el país, entre ellos 1.600 sospechosos de querer pasar al acto.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...