El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, redobló ayer su acusación contra su antecesor, Barack Obama, al pedirle al Congreso que investigue si sus conversaciones antes de las elecciones de noviembre pasado fueron espiadas y si el entonces mandatario demócrata abusó de sus poderes al presuntamente ordenarlas.

"El presidente Donald J. Trump está pidiendo que, como parte de su investigación de la actividad rusa, los comités de inteligencia del Congreso apliquen su autoridad de supervisión para determinar si los poderes de investigación del brazo ejecutivo fueron abusados en 2016", informó el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer en un comunicado.

El funcionario hizo referencia a la investigación, pedida por republicanos y demócratas, sobre el presunto ataque cibernético del gobierno de Rusia contra el Partido Demócrata y su excandidata presidencial, Hillary Clinton, durante la campaña del año pasado. Según denunció el propio Obama, Moscú hackeó cuentas de email de su fuerza para favorecer a Trump.

Recientemente, medios estadounidenses revelaron informes secretos de inteligencia que sostienen que Rusia no estuvo detrás de este ataque cibernético, sino que el gobierno de Vladimir Putin tuvo múltiples contactos con miembros de la campaña de Trump.

La publicación de esta información secreta forzó la renuncia de un asesor de seguridad nacional del flamante gobierno republicano.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...