El resultado de los procedimientos efectuados por la División Delitos Federales y Tributarios de la Policía Federal Argentina el miércoles pasado fue el secuestro de mercadería y vehículos por valor de $ 13. 473.680,00, luego de una investigación de varias semanas, que posibilitó desbaratar una organización dedicada al contrabando de mercadería ilegal transportada en ómnibus de larga distancia desde Bolivia.

Los investigadores, luego de determinar que el contrabando se realizaba mediante esta metodología, con la autorización del juez federal de Tucumán montaron un operativo en las rutas nacionales que llegan a Tucumán, identificadas como N§ 9 y N§ 34.

Además se tuvo en cuenta el modus operandi de estos grupos, que utilizan vehículos particulares de avanzada, que avisan sobre posibles controles que realizan las fuerzas de seguridad, los cuales son conocidos como "Los Punteros".

Por todo ello, habiendo determinado que los vehículos estaban próximos a llegar a la ciudad de San Miguel de Tucumán, efectuando distintas postas, para continuar a la conocida feria "La Salada" ubicada en el Gran Buenos Aires, se dispuso un grupo de efectivos de civil y vehículos no identificados, que se desplazaron hasta la bifurcación de estas rutas, a fin de confirmar que la caravana efectivamente transitaría por la ruta 9, y no así por la 34 que conecta el norte con la provincia de Santiago del Estero.

Una vez que el personal afectado en ese punto, y disimulado a un lado de la ruta, observó que la caravana estaba conformada por dos ómnibus de larga distancia identificados como Zukaro viajes y Transporte Automotor Bahía, acompañados de una camioneta Mercedes Benz Sprinter que oficiaba "de puntero" .

La caravana había traspasado la zona del peaje Vial 5 ubicado en la localidad de Trancas, distante a 80 kilómetros de San Miguel de Tucumán, dándose aviso al personal ubicado a unos 30 kilómetros más adelante, oculto y parapetado en el interior de un monte ubicado en la zona, para no ser detectado por algún posible "vehículo de avanzada" de la organización.

Finalmente, y una vez que los rodados estaban llegando a cercanías de la localidad de Tapia, fueron interceptados por el personal policial correctamente identificado y en un puesto móvil sobre la ruta nacional 9, que en un control de rutina determino que los mismos llevaban un total de noventa y un bultos con mercadería de origen extranjero sin el correspondiente estampillado aduanero, como así también carentes de documentación, facturas o remitos que avalen su compra, y en algunos casos con aparente falsificación de marcas, pudiendose observar marcas como Adidas, Puma, Tommy Hilfiger y otras que serían una imitación fraudulenta de sus originales legalmente registrados, por lo que se dio intervención al fiscal federal de turno.

xxxx

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...