Primera aparición pública  de Barack Obama

El expresidente estadounidense Barack Obama lamentó ayer la división política en su país y pidió mirar a los inmigrantes "como personas" y no "como 'un otro'" que perjudica a los norteamericanos, en una crítica velada a su sucesor, Donald Trump, durante su primera aparición pública desde que dejó el cargo, en enero.

En un foro con jóvenes líderes en la Universidad de Chicago, Obama, el primer presidente afronorteamericano de la historia de Estados Unidos, dijo que su meta para los próximos años es inspirar a la juventud para que asuma posiciones de liderazgo en política, informó la agencia de noticias DPA.

El exmandatario demócrata, que gobernó desde 2009 a 2017, dijo que aún cree que a nivel personal hay más cosas que unen a los estadounidenses de las que los dividen, pero que eso "no ocurre cuando se trata de la política y la vida pública".

Obama entregó el poder el 20 de enero pasado a Trump, un magnate inmobiliario que ganó las elecciones de noviembre pasado frente a su adversaria, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton luego de una áspera campaña que provocó una profunda grieta en el país entre demócratas y republicanos.

Trump ha criticado duramente las políticas de su antecesor, y aunque Obama evitó cuestionar directamente al actual presidente, sí reiteró su propia postura sobre inmigración, que contrasta con la del mandatario.

"Es importante que todo el mundo pueda ver la realidad de los inmigrantes como personas, no como 'un otro'", afirmó Obama sin mencionar nunca a Trump, quien quiere acelerar la deportación de indocumentados y ha relacionado el aumento del crimen en varias ciudades con la presencia de esos inmigrantes sin papeles.

"Pero también es necesario que quienes defendemos a los inmigrantes tengamos respeto por aquellos (que piensan diferente) y a los que podríamos convencer si explicamos que vamos a crear un sistema migratorio que sea justo pero también permita que la gente venga y consiga algunas oportunidades", añadió.

Obama respondió así a la pregunta de Ramuel Figueroa, un estudiante hispano de la Universidad Roosevelt de Chicago, que le contó sus dificultades al tratar de llevar a cabo una encuesta de jornaleros latinos en esa ciudad de Illinois, dado que muchos de ellos no se atrevían a hablar con él.

El exmandatario destacó la necesidad de "crear confianza" con ellos para poder ayudarles, algo que, admitió, "es difícil en el entorno actual, pero no imposible".

En ese sentido, pidió tener empatía con quienes tienen otro punto de vista en el delicado debate migratorio, un tema que "suscita muchas pasiones y, a menudo, desinformación". "Aquellos que apoyan, como yo, una reforma migratoria con un camino a la ciudadanía (para los inmigrantes indocumentados), deben tener cuidado de no asumir que todos aquellos a los que no les gusta el sistema migratorio actual son automáticamente racistas", afirmó.

Del mismo modo, "aquellos que están preocupados por los indocumentados" deberían "apreciar que la mayoría de ellos son solo familias que buscan un futuro mejor".

Perfil bajo 

El expresidente Barack Obama, que desde la investidura de Trump ha mantenido un perfil bajo, permaneció alejado de la vida política desde el instante en que puso un pie fuera de la Casa Blanca, y de él tan sólo habían trascendido imágenes en vacaciones. 

También se confirmó en este tiempo el cierre de un contrato millonario con una editorial para escribir sus memorias.

El exmandatario también tiene previsto acudir el mes próximo a un encuentro anual que la Iglesia Protestante alemana celebrará en Berlín, donde coincidirá con la jefa de gobierno alemana, la canciller Angela Merkel.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...