María Jimena Rico, la joven nacida en Argentina y residente de España que había desaparecido el domingo en Turquía junto a su novia egipcia, fue localizada ayer por autoridades españolas en un centro de detención de ese país.

La joven fue contactada telefónicamente, tras una investigación de la Guardia Civil de España y la Cancillería de ese país, y manifestó que había sido detenida por estar indocumentada, para proceder a su deportación, al igual que la de su pareja.

Jimena, en la conversación difundida por el sitio de Diario Sur de España, se quejó ante las autoridades porque en el lugar en el que se encontraba detenida le habían retaceado el agua y le impidieron avisar a su familia.

Tanto Rico como su novia, la egipcia Shaza Ismail, habían perdido su documentación cuando familiares de la segunda la destruyó cuando las interceptaron mientras se encontraban en Georgia, la primera escala de la pareja para escapar de Dubai, donde la pareja había sido denunciada por la relación homosexual.

Según confirmó la Embajada de España en Turquía, tanto Jimena con su novia egipcia serán deportadas a Reino Unido, donde actualmente residían.

El embajador español en Ankara, Rafael Mendívil Peydro, informó que las dos jóvenes fueron detenidas en la ciudad turca de Samsun, de donde Jimena llamó a su madre para avisarle que si desaparecían llame a la Policía, mientras planeaban viajar a Estambul para acudir a las representación diplomática española o argentina.

Tras su detención por falta de documentación, las mujeres fueron remitidas a un centro de detención de Estambul donde estuvieron detenidas tres días en una situación que el embajador ibérico denunció como "confusa".

Jimena nació en la Argentina pero de pequeña viajó con su madre a Torrox, cerca de Málaga, en España, de donde es natural su padre, mientras que algunos de sus hermanos permanecieron en su país de nacimiento.

Hace pocos meses viajó a Dubai, donde había conseguido un empleo temporario y conoció a Shaza, de quien se enamoró y la pareja volvió a la capital británica.

Fue en ese país que el padre de Shaza intentó secuestrar a la pareja y denunciar a Jimena por homosexual, pero la pareja consiguió ayuda y logró tomar una avión hacia Georgia, en la zona del Cáucaso.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...