Inician negociaciones  por la paz en Siria

Empezó ayer en Ginebra, mientras en Siria morían al menos siete civiles, una nueva ronda de las negociaciones indirectas de paz que auspicia la ONU entre Damasco y la oposición alzada en armas.

Desde 2016 se han realizado ya cinco rondas negociadoras en las que De Mistura ha actuado como mediador.

En tanto, Damasco desestimó como una creación "de Hollywood" la acusación estadounidense de que el gobierno de Bashar al Assad mantiene un crematorio para deshacerse de los cadáveres de presos asesinados en la cárcel siria de Saidnaya.

Las negociaciones de Ginebra tienen lugar bajo la conducción del mediador de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, quien busca darles un tono de "reunión de negocios".

Los representantes del gobierno sirio, dirigidos por el jefe de la delegación, el embajador sirio ante el organismo multilateral, Bashar Jaafari, llegaron a las oficinas de la ONU a las 09:05 hora local para una primera reunión.

Una de las delegaciones de la oposición, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), llegó con sus representantes al Palacio de las Naciones en Ginebra, encabezada por Naser Hariri, a las 14, pero rehusó hacer declaraciones.

Desde 2016 se han realizado ya cinco rondas negociadoras en las que De Mistura ha actuado como mediador, sin que se hayan producido avances notables en la búsqueda de un acuerdo político para poner alto al conflicto en el país árabe.

El reto de las negociaciones es obtener resultados concretos en cada una de las temáticas, teniendo en cuenta que la prioridad para el Gobierno es la lucha contra el terrorismo, como califica a la rebelión armada, mientras la oposición exige la salida del poder de Al Assad y una transición política.

Paralelamente a este proceso político, Rusia, Turquía e Irán lanzaron una iniciativa de alcance militar que se desarrolla en Astaná, la capital de Kazajistán.

Esta ha resultado en un acuerdo de alto el fuego, en vigor desde diciembre, y desde inicios de mayo en un arreglo para crear cuatro zonas seguras en Siria, en Ghouta Oriental (extrarradio de Damasco), Idleb, Deraa y Al Quneitra.

Precisamente en uno de los barrios de Ghouta Oriental, Hamuriya, murieron ayer al menos seis civiles -entre ellos dos niños- por un ataque de morteros, según informó desde Londres el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (Osdh).

Según la ONG el ataque fue, supuestamente, obra de las fuerzas del gobierno sirio. Otras once personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, indicó el Osdh.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...