Una avioneta que acababa de despegar del Aeropuerto Internacional Guzmán sufrió desperfectos técnicos, se incendió apenas aterrizó y por fortuna su piloto resultó ileso.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 16.35 cuando el propietario de una pequeña avioneta PA 23 conducida por un hombre de apellido Cajal y por causas que se tratan de establecer, notó cierto desperfecto mecánico, luego de haber iniciado vuelo unos diez kilómetros y tuvo que planear un aterrizaje de emergencia.

El hombre logró controlar la avioneta en pleno descenso, una vez que ésta se "planchó", pudo aterrizar sin muchas complicaciones en plena finca Leach, contigua al aeropuerto.

Providencialmente el hombre no sufrió muchas lesiones tras el aterrizaje de emergencia, pero apenas descendió, la avioneta se prendió fue y quedó prácticamente desintegrada.

Intervinieron en el lugar los efectivos del Cuerpo de Bomberos y de la Unidad Regional 6, pero las actuaciones estuvieron a cargo de la Policía Aeroportuaria, que por jurisdicción le corresponde.

Además se supo que el piloto fue asistido por personal del Same y trasladado al hospital Arturo Zabala de la ciudad tabacalera, pero solo por lesiones contusas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...