Becho Riveiro y un  vertiginoso camino musical que inició de niño

A los 8 años, Becho Riveiro comenzó a cantar hasta que Auki, un grupo juvenil de su ciudad, El Carmen lo convocó para que le pusiera voz a su repertorio instrumental. Con este grupo grabó un casete hace muchos años. Hoy tiene 28, y está en un momento muy especial de su carrera musical. Acaba de volver de Ushuaia, con toda su banda, adonde fue a seguir abriendo las puertas para su recorrido.

Con todo este bagaje, hoy presentará un espectáculo en el Cine Teatro Select, a partir de las 21, que servirá para "despedir" el primero disco, dice. "Flor de lirio" salió a la luz en 2015 y desde ese momento se presentó en innumerables escenarios. Hoy se vivirá el cierre del ciclo de este trabajo, en medio de la emoción por ya estar preparando el segundo.

Para esta noche, Becho Riveiro y su grupo integrado por Facundo Tolaba en los vientos andinos, Javier Molina en guitarra y charangos, Horacio Maizares en guitarra base y coros, Juan Mamaní en bajo eléctrico y Marcelo Coria en batería, se prepararon con mucho entusiasmo e invitaron a numerosos artistas que serán parte de la fiesta. Los invitados son Tatiana Domínguez, Carlín Urtado de Palpalá, el grupo Tricanto de El Carmen, Ángel Bravo (de Coroico) y la Orquesta Juvenil.

"Además habrá una apertura sorpresa a cargo de Facu Tolaba", anticipó el cantante en conversación con El Tribuno de Jujuy.

Su recorrido

Después de Auki, Becho integró en su adolescencia, junto a Horacio Maizares el grupo Impares; y posteriormente un dúo con Leandro Guarachi.

Hace poco más de seis años se le dio la oportunidad de sumarse al grupo de Bruno Arias. "Esa oportunidad me llevó a Cosquín en el 2012, y a partir de ahí estuve tres años y medio compartiendo escenarios con él por todos lados. Fue importante porque fue el tiempo en que Bruno consigue la consagración en Cosquín", cuenta.

"Al tiempo decido armar un proyecto como solista, y arranqué con esto que hoy está a punto de cumplir tres años", dice, un poco sorprendido y otro poco agradecido de que todo sucediera muy rápido.

La decisión de abrirse el camino solista vino porque siempre estuvo inconscientemente este objetivo en su cabeza, desde sus inicios, "Bruno me dio la oportunidad de pulirme haciendo percusión y coros en su formación, lo mismo que hago hoy en mi banda. Él siempre me alentó a hacer mi proyecto, que lo hiciera cuando me sienta cómodo, y ese momento llegó justo en un momento en el que él también renovó casi toda su banda", cuenta.

Su compañero Horacio Maizares también estaba en ese grupo y se retiró junto con Becho. Juntos regresaron a El Carmen, y se unieron para empezar a tocar, "luego se sumaron Facu Tolaba y Javier Molina, y empezamos como cuarteto", continúa.

Tiempo récord

A partir de ese momento, todo salió rápidamente. A poco de empezar a tocar juntos, hicieron un demo con cinco canciones que le abrieron las puertas de las programaciones de las radios, y seguidamente salió la posibilidad de presentarse en festivales, y cuando se dieron cuenta a poco menos de un año, ya tenían un disco propio. Salta, la ciudad de Gemes, Tucumán, Córdoba, Buenos Aires, el interior de Buenos Aires y ahora también el sur argentino, ya conocen su música.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...