Sube a 79 el número de muertos

El incendio de un bloque de viviendas sociales en Londres la semana pasada dejó 79 personas muertas o presumiblemente muertas, anunció ayer la policía revisando al alza el anterior balance de 58 muertos.

"A hora de esta mañana (de ayer), temo decir que hay ahora 79 personas que creemos que están muertas o desaparecidas, y desgraciadamente tengo que asumir que están muertas", dijo a la prensa el comandante de policía Stuart Cundy.

Cundy expresó su esperanza de que algunas de las víctimas estén finalmente vivas, citando algunos casos de personas dadas por desaparecidas que finalmente estaban bien. Al contrario, también expresó su temor a que haya gente en el edificio que nadie sabía que estaban allí.

El incendio en la madrugada del miércoles consumió rápidamente la Torre Grenfel, un edificio de 24 plantas en el barrio londinense de Kensington.

Cerca de 600 personas vivían en ese inmueble de 120 apartamentos.

"La cifra de 79 podría cambiar", dijo Cundy, previendo nuevos cambios en el balance y recordando las dificultades para identificar los cuerpos "debido a la intensidad del fuego y la devastación".

De hecho, sólo cinco cadáveres fueron formalmente identificados, entre tantos.

"Es realmente difícil describir la devastación causada por el fuego", se lamentó Cundy.

Minuto de silencio e indignación

El país hizo un minuto de silencio ayer por unos hechos que conmovieron a un país que no gana para sustos y que ha vivido además cuatro atentados en tres meses.

Los medios británicos hablan de casi 80 desaparecidos. El gobierno marroquí informó que siete de sus ciudadanos han sido identificados entre las víctimas.

La primera ministra Theresa May recibió críticas por evitar a los habitantes cuando visitó el lugar del incendio el jueves y tuvo que oír repudios tras regresar ahí al día siguiente.

Las autoridades temen que algunas víctimas nunca sean identificadas, debido a las altas temperaturas alcanzadas en el incendio.

El viernes, supervivientes del siniestro, allegados de las víctimas y miembros de la comunidad local dieron rienda suelta a su ira invadiendo el ayuntamiento del barrio de Kensington y Chelsea, donde se encuentra la torre.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...