Una larga  historia de  amor y vida

Fueron las calles de Colonia Aldao, una comuna del departamento Castellanos, provincia de Santa Fe, conocida como Casablanca, nombre de su antigua estación ferroviaria quien los vio criarse, enamorarse y casarse en setiembre del 62, a estos dos hermosos "gringos", Norma Genovesio y René Camusso hasta que por esos designios divinos recalaron allá por marzo del 70 en esta, la que es hoy "su provincia".

Acompañados de sus dos pequeños retoños, Silvina de siete y Hérnan de tres y una enorme valija repleta de sueños y esperanzas se instalaron en San Salvador, donde René se desempeñaba como vendedor de carne al por mayor. Su hombría de bien, su gentileza y devoción por el trabajo le permitieron ir abriendo puertas, y ganándose la confianza de los jujeños que poco a poco lo fueron adoptando.

En mayo de 1983 adquieren la despensa y fiambrería "La Victoria" en San Martín y Argañaraz y a partir de ese momento Norma y René pasaron a ser parte del paisaje diario del barrio Los Naranjos a lo largo de estos 35 años.

Siempre amables, bien predispuestos y atentos para satisfacer siempre las necesidades de los, por aquel entonces clientes, hoy emocionados amigos que extrañarán, no solo la atención, sino la excelencia de los productos que comercializaban.

Basta leer el mensaje de Hérnan que ayer temprano llegó desde Sunchales, donde reside el ingeniero en informática junto a su esposa y sus hijos Lucia y Bruno. "La Victoria es parte de nuestra vida y nos permitió a todos estar donde estamos. Estoy orgulloso y eternamente agradecido del esfuerzo que hicieron toda la vida".

O el que les hizo llegar Silvina, licenciada en gestión educativa, directora de Enseñanza Secundaria del Ministerio de Educación y mamá de Guadalupe y Mauricio."Ojalá dentro de algunos años, podamos dejar de trabajar con la entereza que lo hacen hoy los abuelos. Siento admiración por ustedes. Nos transmitieron lo mejores valores. Ahora a disfrutar".

Ayer una porción pequeña, pero importante de la historia de Jujuy, cerró una etapa, será difícil caminar la San Martín sin la presencia de "La Victoria", atrás quedaron cientos de anécdotas y recuerdos, amigos presentes y de los otros, esos que se fueron agradecidos de la amistad y la atención de Norma y René.

A partir de hoy este matrimonio, ejemplo de amor y dedicación, podrá disfrutar de sus hijos, los nietos y el inmenso amor de los amigos jujeños que supieron conquistar.

.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...