La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, acusó al gobierno venezolano de destruir los derechos humanos y le instó a abandonar el Consejo de Ginebra, a lo que Venezuela respondió asegurando que Washington “no tiene autoridad moral” en la materia.

“El gobierno de Venezuela está destruyendo los derechos humanos y la democracia en Venezuela”, afirmó Haley durante un acto organizado por Estados Unidos al margen de la 35º sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Acusándolo de “crímenes contra las instituciones económicas y políticas de Venezuela”, aseguró que “el régimen de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro está deliberadamente matando de hambre e hiriendo a su gente”.

En los últimos años, Maduro ha “reforzado su tenaza sobre Venezuela, convirtiendo una nación antes próspera en una dictadura corrosiva”, añadió.

El embajador venezolano ante la ONU, Jorge Valero, le respondió afirmando que Washington “no tiene autoridad moral para acreditarse como juez universal en materia de derechos humanos”.

“Insólito es que el imperio estadounidense, que ha masacrado pueblos enteros con sus guerras preventivas y practica la tortura contra personas arbitrariamente detenidos en centros ilegales, se pronuncie contra nación alguna”, fustigó.

Por otra parte, el papa Francisco analizará mañana la grave crisis política y social que azota Venezuela en una reunión en el Vaticano con importantes jerarcas de la iglesia católica de ese país sudamericano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...