Proclamaron la liberación  completa de Mosul

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció ayer oficialmente la liberación total de Mosul, en una declaración "histórica" transmitida en vivo en la TV iraquí luego de que el Ejército eliminara a los últimos milicianos del Estado Islámico (EI), el grupo yihadista que ocupaba la gran ciudad desde hacía tres años.

"Desde el Mosul libre y liberado anunciamos la victoria para todos los iraquíes", aseguró el primer ministro y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ataviado con uniforme militar negro, un día después de llegar a la norteña ciudad, la segunda mayor de Irak, para felicitar a las tropas por su victoria.

"Con nuestras filas unidas luchamos contra los del Dáesh (acrónimo en árabe del Estado Islámico) a lo largo de los años e hicimos fracasar todos sus planes. Ahora, Irak, está más unido que nunca", subrayó.

Al Abadi se refirió de manera peyorativa al grupo islamista radical, calificándolo de "Estadito" Islámico "depravado y asesino", y anunció el "fin del falso califato gracias a los sacrificios iraquíes", en referencia a la entidad política que el EI proclamó en 2014 en las zonas de Irak y Siria que entonces controlaba.

Asimismo, saludó a las familias iraquíes, los líderes religiosos y los "valientes combatientes" que han logrado esta victoria esperada desde hace casi nueve meses, cuando empezó la ofensiva para liberar la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, la segunda ciudad de Irak.

"Esta victoria es para vosotros, iraquíes. Los iraquíes son los líderes y los que han logrado la victoria, y tienen que estar orgullosos ante el mundo", afirmó.

Tras la derrota del EI en Mosul, Al Abadi aseguró que ahora tienen "la misión de estabilizar, reconstruir y limpiar las células del Dáesh" que quedan aún en zonas del casco antiguo de la urbe, en el oeste de la ciudad y el que fue el último reducto de los extremistas en la ciudad, que ha quedado destruida casi por completo.

Para finalizar, aseveró que el pueblo iraquí tiene que unirse para "el regreso de los desplazados, para ofrecer los servicios y la construcción de las zonas que hemos liberado", y concluyó con un "viva Irak".

En enero, las tropas iraquíes, apoyadas por milicias y por el Ejército kurdo "peshmerga", lograron recuperar la parte este de Mosul, dividida en dos por el río Tigris que atraviesa la ciudad de norte a sur, y el 19 de febrero se lanzó la ofensiva final para recuperar la zona occidental.

La ofensiva causó la muerte de más de 7.000 civiles y el desplazamiento de otros 920.000, según cifras de la ONU y el gobierno local. También fallecieron más de 9.000 soldados iraquíes y más de 11.000 yihadistas, de acuerdo al Ejército iraquí.

Felicitaciones de EEUU

La coalición liderada por Estados Unidos para combatir a yihadistas en Irak y Siria felicitó a las fuerzas iraquíes luego de que el primer ministro Haidar al Abadi anunciara la liberación total de Mosul.

Pero la coalición dijo que "todavía hay áreas de la Ciudad Vieja de Mosul que deben ser despejadas".

Y agregó que, de todos modos, las fuerzas iraquíes "ahora tienen a Mosul firmemente bajo control", informó la cadena CNN.

Contraofensiva
La milicia extremista Estado Islámico (EI) anunció ayer una contraofensiva en el casco antiguo de Mosul, poco después de que el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, comunicara la “liberación” total de esa ciudad, la segunda más importante del país y el último bastión urbano del grupo armado.
El gobierno iraquí había anunciado el domingo la victoria en Mosul, pero recién ayer Al Abadi declaró que todas las ciudades fueron “liberadas”.
En un claro intento por desmentir a Bagdad, el Estado Islámico informó en varios comunicados difundidos por la red de mensajería Telegram que sus “soldados del califato” atacaron “posiciones del Ejército apóstata y sus milicias en la zona de Al Maidán”, un barrio del centro histórico de la ciudad norteña.
En los comunicados, los islamistas dijeron haber “enfrentado con ametralladoras” al Ejército y la Policía iraquíes y haber matado y herido a “varios apóstatas”, según la agencia de noticias EFE.
Tras relatar los combates, el Estad Islámico concluyó con una advertencia: “Los soldados del califato todavía siguen en Mosul realizando hazañas hasta conseguir una de las mejores cosas: la victoria o el martirio”.
Los combatientes yihadistas tenían sometida a la ciudad de Mosul teniendo como escudos humanos a los civiles que no lograban escapar a zonas protegidas. La elevada cifra de víctimas fatales y la destrucción de la ciudad se hizo preocupación de la comunidad internacional.
Al Abadi ignoró la amenaza yihadista y celebró ayer, por segundo día consecutivo, la “liberación” de Mosul.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...