Estados Unidos prueba con éxito un misil balístico

Estados Unidos realizó ayer una prueba de un misil balístico interconinental (Icb,) sin carga, dijeron funcionarios, días después de que Corea del Norte realizara un lanzamiento de un Icbm.

Los ensayos en la base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California, son normalmente programados con semanas o incluso meses de anticipación, pero esta prueba tuvo lugar en momentos de creciente tensión con Pyonyang por el lanzamiento de un Icbm la semana pasada.

"Pese a que no se trata de una respuesta a las recientes acciones norcoreanas, el test demuestra que el programa nuclear de Estados Unidos es seguro, efectivo y está listo para disuadir, detectar y defender ataques contra Estados Unidos y sus aliados", dijo el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea.

El misil Minuteman III fue lanzado a la 9:01 de ayer desde la base de la Fuerza Aérea de Vandenberg y se trasladó 4.200 millas (6.762 km)al atolón de Kwajalein, en la islas Marshall.

El progreso y velocidad del programa de desarrollo de misiles de Corea del Norte ha causado alarma en la comunidad internacional. En julio, Pyongyang realizó dos pruebas de Icbm, demostrando por primera vez capacidad intercontinental.

El primero de estos lanzamientos, que el líder norcoreano Jim Jong-Un describió como "un regalo para los bastardos estadounidenses", reveló que el misil tenía el potencial de llegar a Alaska.

El segundo ensayo, la semana pasada, llegó incluso más lejos, y algunos expertos indicaron que Nueva York podría estar a su alcance.

Décadas después de la Guerra Fría, frecuentemente olvidada por un público preocupado por la amenaza del terrorismo, Estados Unidos aún cuenta con centenares con IcbmMinuteman III almacenados en silos en áreas rurales a lo largo de todo el país.

En los próximos 20 años, EE UU cambiará completamente su flota de Minuteman III por nuevos misiles.

China suma más tensión a su relación con Washington

Los medios estatales chinos rechazaron ayer las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la supuesta falta de colaboración de China para rebajar las tensiones con Corea del Norte, y señalaron que las acusaciones norteamericanas dañan la relación bilateral.

La “frágil solidaridad” conseguida entre China y Estados Unidos a partir de los acuerdos sobre el programa atómico de Pyongyang “se desmoronará” si no cesan las acusaciones por parte de Washington, advirtió el China Daily, un diario que suele considerarse el vocero del gobierno.

La afirmación de Trump de que está en manos de China resolver el conflicto por el programa atómico norcoreano de forma sencilla es “falsa”, fustigó ayer el matutino, cercano al Partido Comunista, que además señaló que Beijíng tiene todo el derecho a sentirse tratado de forma injusta “porque ha trabajado con empeño en mediar una solución pacífica”.

Las advertencias responden a declaraciones de Trump del sábado pasado, en las que aseguró sentirse decepcionado con China después de la nueva prueba de un misil de largo alcance realizada por los norcoreanos.

“China obtiene anualmente cientos de miles de millones de dólares en el intercambio con Estados Unidos, pero en el caso de Corea del Norte no hace nada salvo hablar” disparó el mandatario en Twitter, que consideró que el gigante asiático “podría resolver el problema (con Corea del Norte) fácilmente”.

La amenaza de Trump de aumentar la presión comercial sobre China por el tema norcoreano.

Duterte insultó a Kim Jong-un

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, insultó ayer al líder norcoreano, Kim Jong-un, a quien se refirió como un “maniático” al que hay que detener antes de que destruya el continente asiático.

“Ese hijo de puta es un maniático. Si comete un error, el Lejano Oriente se convertirá en un desierto”, aseveró el controvertido mandatario filipino durante un discurso frente a funcionarios en una ceremonia pública.

Duterte opinó que Kim es un “tonto jugando con juguetes peligrosos” pero que no se puede ser complaciente con el joven líder solo “porque tiene la cara rechoncha y porque parece bueno”.

“Hay que frenar esta guerra nuclear porque (si) estalla aquí el mínimo enfrentamiento, los efectos colaterales podrían mermar el suelo, sus recursos y no quiero que eso ocurra”, afirmó el mandatario. Las declaraciones de Duterte llegan unos días antes del foro regional Asean, en el que participarán los ministros de Relaciones Exteriores de 27 países en la región de Asia-Pacífico en Manila y en medio de una creciente tensión mundial tras el lanzamiento de un nuevo misil norcoreano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...