Corea del Norte advierte  y lanza tres nuevos misiles

Corea del Norte disparó ayer tres misiles balísticos de corto alcance en el mar de Japón, un lanzamiento que se produce en un momento de fuertes tensiones entre Pyongyang y Washington.

Ninguno de los misiles constituyó una amenaza ni para Estados Unidos ni para la base estadounidense de la isla de Guam, indicó un portavoz del ejército estadounidense en el Pacífico.

Dos de los proyectiles recorrieron cerca de 250 km hacia el noreste, precisó el portavoz, rectificando unas declaraciones previas en las que había asegurado que ambos misiles habían fallado en pleno vuelo. El tercer misil explotó en el aire "casi inmediatamente" después de su lanzamiento, añadió. .

Según el ministerio surcoreano de Defensa, los disparos comenzaron a las 6:49 .

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos y de Corea del Sur continuaban analizando los datos sobre la trayectoria y otros parámetros para poder identificar el tipo de proyectil.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, fueron informados de lo ocurrido, según el ministerio de Defensa de Seúl y una portavoz de la Casa Blanca.

Japón señaló, por su parte, que su territorio no se había visto afectado por el lanzamiento. "Confirmamos que ningún misil balístico cayó en el territorio de nuestro país ni en su zona económica exclusiva" en el mar, declaró el portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga.

Avance de Pyongyang

El lanzamiento se produjo después de que esta semana Seúl y Washington iniciaran el ejercicio militar conjunto que realizan todos los años, una operación en la que se movilizan decenas de miles de efectivos. .

Los dos aliados presentan estas operaciones como defensivas, pero para Pyongyang representan una repetición provocadora de la invasión de su territorio. Cada año, Corea del Norte amenaza con represalias militares.

Los ejercicios conjuntos "Ulchi Freedom Guardian", unos ensayos basados en simulaciones informáticas que duran dos semanas, se producen además en contexto de alta tensión y de guerra retórica entre Washington y Pyongyang. .

El lunes China pidió a Washington que suspenda el ejercicio, esgrimiendo que la situación "la península de Corea es muy sensible y frágil, lo que requiere que las partes directamente implicadas, Estados Unidos y Corea del Sur incluidos, hagan esfuerzos conjuntos para rebajar las tensiones".

En las últimas semanas, Pyongyang lanzó varias amenazas de que con su tecnología actual podía golpear la isla de Guam, un importante bastión de Estados Unidos en la región donde hay 6 mil militares.

Después, el líder norcoreano, Kim Jong-Un, se distanció del plan y dijo que este podía esperar pero advirtió que para esto "es necesario que Estados Unidos tome la opción correcta".

Pekin lanza una prohibición a las empresas norcoreanas
Pekín anunció haber prohibido a las empresas y ciudadanos norcoreanos establecer nuevos negocios en China, conforme a las recientes sanciones internacionales adoptadas por la ONU contra el régimen de Kim Jong-Un.
China, el principal aliado y apoyo económico de Pyongyang, ya había anunciado la semana pasada la suspensión de sus importaciones de hierro, plomo y marisco procedente de Corea del Norte, tras interrumpir a mediados de febrero sus compras de carbón. 
A partir de ahora, los inversores o empresarios norcoreanos no podrán establecer en China ninguna nueva compañía, ya sea una coempresa con un socio chino o una empresa con capitales extranjeros, precisó el ministerio chino de Comercio en una nota emitida a última hora del viernes. 
El texto, cuya aplicación es inmediata, también prohíbe cualquier expansión de las coempresas existentes y rechaza las autorizaciones para nuevas inversiones chinas en Corea del Norte. 
Las empresas de las que dispone Pyongyang en el extranjero - comercios o restaurantes, por ejemplo- son una fuente de ingresos clave para Corea del Norte. .
Esas medidas chinas se enmarcan en la nueva ola de sanciones económicas contra Corea del Norte, adoptadas a primeros de agosto por el Consejo de Seguridad de la ONU. 
Esas sanciones, una respuesta al lanzamiento de misiles intercontinentales norcoreanos en julio, buscan privar a Corea del Norte de mil millones de dólares de ingresos anuales para frenar la financiación de su programa nuclear y balístico. .
China recibió el año pasado más del 90% de las exportaciones norcoreanas y brinda un apoyo financiero vital al régimen de Kim Jong-Un. 
Hace unas semanas, mientras crecían las tensiones entre Pyongyang y el presidente estadounidense Donald Trump, este último pidió a Pekín que hiciera más para aumentar la presión sobre Corea del Norte. 

Análisis de Corea del Sur y Japón 
Corea del Sur convocó a una reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional después de que Pyongyang lanzara tres misiles.
“La oficina presidencial Cheong Wa Dae (la Casa Azul) convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para debatir el asunto (lanzamiento múltiple de Pyongyang)”, según comunicó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
El secretario presidencial para relaciones públicas, Yoon Young-chan, indicó que durante la reunión “fue revisada la postura de defensa” de las tropas de Corea del Sur.
En Tokio, el secretario en jefe del gabinete de Ministros de Japón, Yoshihide Suga, afirmó que los últimos lanzamientos de Norcorea no representan una amenaza a la seguridad nacional del país.
Suga hizo esta declaración a los medios de comunicación en la mañana de ayer, tras señalar que inmediatamente después de cada lanzamiento había recibido información de que los mismos no tenían ningún efecto directo sobre la seguridad de Japón.
Todas las dependencias relevantes del gobierno habían suministrado informes detallados de la situación, agregó. También manifestó que el primer ministro, Shinzo Abe, había ordenado a los funcionarios relacionados con la situación permanecer en un elevado estado de alerta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...