El empleo creció 0,2  por ciento en julio

El empleo creció 0,2% en julio respecto de junio y se expandió 1% respecto del mismo mes del 2016 motorizado por el sector privado, que crece a un ritmo más acelerado que el público, mientras en la industria manufacturera aún no logra remontar.

Así surge de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo difundida ayer, que mostró una variación positiva mensual en el Gran Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario, Resistencia, Santa Fe, Tucumán y Bahía Blanca; y mostró estancamiento en Paraná y Jujuy.

Estos datos de julio siguieron la tendencia mostrada en junio por el Sistema Integrado Provisional Argentino (Sipa), que dio cuenta de la incorporación de 15.900 personas al mercado de trabajo en ese mes y unos 186.400 respecto del sexto mes del año pasado.

Al presentar los datos de ambos meses, el subsecretario de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales, José de Anchorena, destacó que de todos los empleos, un tercio fue generado por el sector privado a través de la relación de dependencia.

En detalle, el sector privado generó 103.900 empleos en un año: 50.100 asalariados; 59.700 monotributistas; 12.000 en casas particulares; y hubo una caída de 17.900 autónomos por los cambios de categoría del Régimen simplificado.

El sector público, en tanto, mostró la incorporación de 42.600 trabajadores en los últimos doce meses hasta junio, con una "ralentización" en la tasa relativa de crecimiento que fue del 1,4%, tras un claro cambio de tendencia durante el Gobierno de Cambiemos en comparación con el kirchnerismo.

"En el período 2012-2015, por cada diez trabajadores que se incorporaban al sector privado entraban 15 al público; en 2016, se empató, con 10 y 10; y en 2017, la proyección ya muestra un cambio total de tendencia, con cinco empleados públicos nuevos por cada 10 privados", destacó Anchorena.

Los datos de la EIL indican que el empleo privado creció en julio impulsado por la construcción, que contrató un 11,3% más que en julio de 2016, y por el comercio, que demandó un 3,6% más de trabajadores en el mismo período.

Los servicios financieros, en tanto, expandieron su base laboral en 0,5% y los denominados servicios comunales, sociales y personales, un 1,5%; a contramano, la industria manufacturera descendió su planta en un 3,3% anual y el transporte, almacenaje y comunicaciones bajó un 1,4%.

Un dato que es tomado como "alentador" por el Gobierno es que la expectativa neta de empleo, es decir la diferencia entre la proporción de empresas que espera aumentar sus dotaciones y aquellas que esperan disminuirlas, arrojó un resultado positivo del 4,3%.

El desagregado por regiones indica que la generación de empleo creció en julio un 2,5% anual en el interior del país y, un poco más lento, un 0,5 en el Gran Buenos Aires, la zona más densamente poblada. Los datos anuales indican que el empleo se expandió en Gran Jujuy, 0,7%.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...